Nº 6Mayo 2017

Colaboraciones

(Rea)seguro del riesgo de terrorismo: cerrar la brecha

PDF

El terrorismo ha modificado sus métodos y sus objetivos. El aseguramiento de este riesgo también debe ir adaptándose a estas circunstancias cambiantes. Ante los nuevos retos, y con el fin de compartir experiencias entre los distintos sistemas de cobertura y analizar alternativas, ha surgido el Foro Internacional de los Pools para el (rea)Seguro de Terrorismo (IFTRIP, por sus siglas en inglés). Este artículo describe las circunstancias y el proceso de creación de IFTRIP desde la experiencia de Pool Re, el pool británico para el aseguramiento del riesgo de terrorismo.


Julian Enoizi
Consejero Delegado
Pool Re (Reino Unido)
 

El terrorismo se ha convertido en un fenómeno internacional que no conoce fronteras. Los ataques se producen en todo el mundo con una frecuencia alarmante. Los métodos y las capacidades de los terroristas son más diversos y cada vez más difíciles de combatir. Sus motivaciones son más detestables. El objetivo principal de los fanáticos de la actualidad es causar más pérdidas de vidas que daños económicos. IFTRIP, las siglas en inglés del Foro Internacional de los Pools para el (rea)Seguro del Riesgo de Terrorismo, surge como consecuencia de una serie de sucesos trágicos.

IFTRIP se creó formalmente en el 2º Congreso Anual Global para el Aseguramiento del Riesgo de Terrorismo, organizado por la Australian Reinsurance Pool Corporation (ARPC) en Canberra en octubre de 2016. Esta reunión fue decisiva para fomentar la colaboración internacional entre pools nacionales que aseguran el riesgo de terrorismo y representa la culminación de casi dos años de trabajo del equipo de Pool Re y de otros pools similaresde todo el mundo. En el momento de escribir este artículo, IFTRIP tenía 13 miembros. En esencia, IFTRIP trata de fomentar la colaboración entre estos organismos nacionales y tiene potencial para modificar el modo en el que la industria mundial del seguro se protege frente a los actos del terrorismo internacional, ofreciendo una respuesta a sus consecuencias.

Nunca ha estado más clara la necesidad de crear una organización de este tipo. El paisaje del terrorismo ha evolucionado. Ha cambiado la naturaleza de los objetivos, las amenazas digitales han pasado a ser el centro de atención y la motivación ha cambiado del nacionalismo al fundamentalismo. También ha evolucionado el apetito del mercado asegurador por el riesgo de terrorismo, aunque siguen haciendo falta pools para proporcionar reaseguro frente a determinados riesgos, como los químicos, nucleares, biológicos y radiológicos (CNBR, por sus siglas en inglés), así como frente al ciber-terrorismo, al que el mercado privado no puede o no quiere asegurar. La falta de apetito por estos riesgos crea una brecha en el seguro de terrorismo, que es en la actualidad más ancha que nunca. Según evolucionan los métodos de los terroristas, la brecha se sigue ensanchando.

El principal objetivo de IFTRIP es contribuir a dar una respuesta internacional más consistente frente a la amenaza, grave y cambiante, que supone la brecha en el seguro de terrorismo. La necesidad de IFTRIP refleja, en parte, la evolución del propio terrorismo. La amenaza creada por el terrorismo nacional y la campaña de atentados del IRA en Gran Bretaña propició la creación de Pool Re en 1993. Su creación tuvo reflejo en muchos otros países que padecían tanto el terrorismo nacional como la incapacidad de que los (re)aseguradores privados les proporcionasen la cobertura necesaria. Sin embargo, en la actualidad el terrorismo es un fenómeno internacional e IFTRIP es una respuesta internacional.

El último informe del Centro de Investigación y Análisis de Pool Re pone en relevancia el tema de la brecha en el seguro de terrorismo. Una cantidad enorme de propiedades siguen sin asegurarse frente al riesgo de terrorismo. Esta brecha en la cobertura se agrava por una destacable falta de conocimiento sobre la naturaleza del riesgo de terrorismo, tanto a nivel de compañías individuales como en la industria del seguro en su totalidad. Pool Re, a través de una serie de medidas que incluyen sus propias investigaciones, proporciona información y experiencia al mercado internacional de riesgos para la toma de conciencia de las compañías, de modo que éstas puedan dar una respuesta eficaz a la amenaza terrorista.

Según esta investigación, hay una serie de cuestiones emergentes que probablemente dominarán el panorama de la seguridad durante 2017. A pesar de la probable derrota militar de Daesh (también conocido como Estado Islámico) en Irak y Siria, es también probable que perdure la ideología del grupo. Los expertos en seguridad vaticinan que Daesh va a mutar y evolucionar hacia una entidad más difusa y peligrosa. El autodenominado “Califato” se convertirá en algo más virtual que físico, aumentando la actividad on-line del grupo según se reduce su seguridad física y se recupera el territorio que conquistó. Por lo tanto, se espera que Daesh se desplace hacia “espacios no gobernados”, sean áreas geográficas o la “Web Oscura”. Es probable que su atención se centre en sus seguidores más fervientes y motivados y que inspiren o dirijan a estos individuos a cometer crímenes en masa y daños económicos.

Quizá el mayor reto que se plantea a las agencias de seguridad y a los gobiernos sea determinar cómo tratar con eficacia el problema del alto número de combatientes extranjeros con experiencia que vuelven a sus países de origen. Este fenómeno de “reflujo” plantea cuestiones difíciles para las democracias liberales: ¿cómo deberían gestionar, desradicalizar y reintegrar a los que están fuera del sistema judicial? Una consecuencia podría ser que, durante 2017, Al Qaeda vuelva a ser el grupo terrorista global dominante, con capacidad, experiencia y tecnología suficientes. El peor de los escenarios sería el alineamiento entre Daesh y Al Qaeda.

Pese a las convulsiones políticas de 2016, los gobiernos siguen mejorando la colaboración y el intercambio de información sobre actividades terroristas. Tanto la Estrategia Nacional de Seguridad del Reino Unido de 2015, como el Informe sobre Defensa Estratégica y Seguridad (SDSR, por sus siglas en inglés) reconocen las amenazas planteadas por el extremismo radical y han dedicado una cantidad significativa de recursos a medidas antiterroristas. Se ha actualizado la estrategia antiterrorista del gobierno británico, CONTEST. El sector asegurador espera que mejoren las alianzas entre los sectores público y privado. Un punto clave es disponer a tiempo de información adecuada sobre la naturaleza de las amenazas actuales a las empresas, sus empleados y sus activos. Durante 2017 sigue siendo una de las prioridades principales del sector cerrar la brecha de la información sobre terrorismo. Esta es una de las misiones de IFTRIP.

Pool Re y otras organizaciones para el (rea)seguro del riesgo de terrorismo reconocen que es fundamental la interacción y la colaboración entre el estado y el sector privado para la adecuada gestión del riesgo de terrorismo y para la resiliencia a largo plazo de las economías, dada la nueva naturaleza internacional y transfronteriza de los actos terroristas, como se demostró en el 2ª Congreso anual, donde buena parte de las discusiones trataron sobre las nuevas estrategias antiterroristas.

Representantes de los miembros de IFTRIP en el 2º Congreso Anual Global para el Aseguramiento del Riesgo de Terrorismo, Canberra (Australia), octubre de 2016.

Otro tema fue la necesidad de innovación en los pools sobre el terrorismo y en el mercado (re)asegurador global para proporcionar una cobertura adecuada y asequible, que permita reducir las pérdidas originadas por la naturaleza cambiante de la amenaza terrorista. El seguro de terrorismo es más complejo que la mayoría de las restantes líneas comerciales del sector. Sin embargo, si el mercado innova y aplica la totalidad de los muchos recursos de la industria, incluyendo la inversión del exceso de capital que hay en el mercado, IFTRIP y sus miembros podrían liderar la prestación de productos de alta calidad para el aseguramiento del riesgo de terrorismo, extendiendo la cobertura a nuevos riesgos identificados como la denegación de servicio y la pérdida de beneficios sin daños materiales.

Me complace que IFTRIP haya sido capaz de desarrollar una visión compartida sobre el papel que pueden jugar los pools para asegurar el riesgo de terrorismo de cara a proteger mejor nuestras economías nacionales. IFTRIP supone un nuevo enfoque que puede cambiar el modo en el que el sector ofrece protección y respuesta a los atentados terroristas en cualquier parte del mundo. ARPC, organizadora del 2º Congreso, se superó a sí misma en la cantidad y calidad de presentaciones y debates relativos a temas como CNBR, ciber-terrorismo, radicalización, modelización y la brecha en el seguro de terrorismo. Quedan demostradas las ventajas de compartir opiniones sobre la naturaleza cambiante de la amenaza terrorista, por cuanto tienen un valor incalculable para orientar discusiones; de seguir siendo relevantes individual y conjuntamente frente a nuestros distintos grupos de interés y de crear resiliencia en nuestros marcos nacionales.

Hay una serie de puntos clave para IFTRIP. Entre ellos, el principal es cómo aplicar nuestro saber y experiencia colectiva para cerrar la brecha en el seguro de terrorismo. También estamos considerando si IFTRIP podría facilitar colaboración sobre la emisión de títulos relacionados con el seguro (insurance-linked securities, ILS) para el riesgo de terrorismo. La posibilidad de modelar y emitir bonos de terrorismo es del particular interés de Pool Re, pero desde un punto de vista sectorial no deberíamos quedarnos ahí. Mediante la colaboración, bajo un nuevo marco legislativo para los ILS en el Reino Unido, puede que IFTRIP fuera capaz de diseñar nuevos tipos de cobertura que crearían oportunidades para el mercado del seguro, eliminando además responsabilidad de los presupuestos estatales y, por tanto, de los contribuyentes.

El análisis del riesgo de terrorismo ha evolucionado mucho y permite realizar en la actualidad una mejor evaluación y modelización del riesgo y una participación del sector privado aún mayor en la transferencia del riesgo de terrorismo. El conocimiento analítico, junto con la colaboración entre el estado y el mercado, ha permitido una adecuada remuneración de los riesgos de terrorismo que ambos asumen. De manera lógica, el siguiente paso deberían ser los títulos relacionados con el seguro (ILS), facilitados por las tecnologías y herramientas analíticas puestas en marcha recientemente y por otras aún en desarrollo.

Cuando se creó Pool Re se consideraba que, en general, el riesgo de terrorismo no era asegurable. Sin embargo, el mercado asegurador privado ha ido entrando en esta línea por medio de retenciones y retrocesión. Hemos demostrado que los reaseguradores comerciales tienen un apetito notable por el riesgo de terrorismo. Las cesiones de riesgo que les hemos hecho refuerzan nuestro papel de facilitadores de mercados hasta que llegue el momento en el que el sector privado pueda hacerse cargo de los mismos por completo. Mientras tanto, sin embargo, afrontamos la realidad de que el apetito comercial por el riesgo de terrorismo es limitado. Éste es inexistente en determinados ramos del riesgo y la brecha en el seguro de terrorismo es enorme. Puede que un bono de terrorismo relacionado con los ILS sea la herramienta adecuada para atraer nuevo capital riesgo para suplementar al reaseguro privado y seguir aliviando a los contribuyentes de la carga de las pérdidas potenciales.

En una economía globalizada, las compañías británicas y las de nuestros socios tienen exposición internacional. El Reino Unido siempre ha sido un líder global en la lucha contra el terrorismo internacional. El mercado asegurador de Londres es también líder global y posee un conocimiento profundo en el aseguramiento tanto del terrorismo como de la violencia política, que le sitúa por delante de otros centros para la transferencia de riesgos. No solo se trata de las relaciones históricas construidas en torno a Lloyd’s y a los (re)aseguradores del mercado londinense, sino también de la red de expertos legales, actuariales, tecnológicos y financieros que hacen de Londres un centro de referencia mundial, todo lo cual podría ponerse al servicio de todas las naciones del mundo que combaten el terrorismo, construyendo un puente de ILS sobre la brecha del seguro de terrorismo.

Al ofrecer nuestra experiencia aseguradora, IFTRIP y sus miembros facilitarán que las compañías trabajen en áreas consideradas de riesgo, promoviendo, por tanto, la estabilidad. Será muy útil recuperar o cultivar mercados aseguradores en países en los que la amenaza terrorista o de la violencia política se considera alta. Así, estas economías, que suelen ser democracias nacientes o frágiles, podrán protegerse y recuperarse de incidentes graves. El Reino Unido ya es líder mundial en el desarrollo de estructuras innovadoras para el reaseguro que permitan a las compañías aseguradoras aceptar riesgos que de otro modo no serían aconsejables. Esta experiencia puede desarrollarse aún más. La creación de un mercado específico para el reaseguro de terrorismo podría proporcionar confianza para sustentar el desarrollo de un mercado, a la vez que permitiría a los (re)aseguradores de Londres crear nuevas posibilidades de negocio y cerrar la brecha en el seguro de terrorismo.

El 3er Congreso Anual Global para el Aseguramiento del Riesgo de Terrorismo será organizado por GAREAT en París en el verano de 2017. A modo de avance, seguiremos trabajando sin descanso con nuestros colegas internacionales, incluyendo a nuestros buenos amigos del Consorcio de Compensación de Seguros, para construir un mercado internacional más unido para el seguro de terrorismo. Intentaremos forjar unos vínculos más sólidos con el mercado de riesgos y disipar así la idea de que los objetivos de los pools internacionales y las aseguradoras privadas son incompatibles. Al hacerlo, podremos cerrar la brecha entre lo que podemos y no podemos cubrir y desarrollar una respuesta más concertada a esta grave amenaza internacional.

El último informe del Centro de Investigación y Análisis de Pool Re pone en relevancia el tema de la brecha en el seguro de terrorismo. Una cantidad enorme de propiedades siguen sin asegurarse frente al riesgo de terrorismo. Esta brecha en la cobertura se agrava por una destacable falta de conocimiento sobre la naturaleza del riesgo de terrorismo, tanto a nivel de compañías individuales como en la industria del seguro en su totalidad.
 
SUBIR