Nº 9Otoño 2018

Análisis

12ª reunión del World Forum of Catastrophe Programmes en Madrid

PDF

Francisco Espejo Gil - Subdirector de Estudios y Relaciones Internacionales. Consorcio de Compensación de Seguros
Alfonso Nájera Ibáñez - Subdirector de Estudios y Relaciones Internacionales en el Consorcio de Compensación de Seguros hasta mayo de 2018
 

Entre los pasados días 25 y 28 de septiembre, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) organizó en Madrid la 12ª reunión del World Forum of Catastrophe Programmes (WFCP).

1. Introducción: el World Forum of Catastrophe Programmes (WFCP)

El WFCP es una agrupación de sistemas de aseguramiento que presentan intereses comunes, sin status jurídico ni registro legal, que pone en contacto a distintos programas de seguro de catástrofes naturales vigentes en distintos países del mundo y que tienen algún tipo de participación pública, bien a través de la gestión, de la regulación o de ambas (pueden ser empresas públicas, cuadros de coaseguro o reaseguro privados –pools- u otro tipo de fórmulas). Todos los programas que libremente desean adherirse al WFCP como miembros tienen en común el hecho de que las respectivas administraciones públicas intervienen de algún modo en los mercados aseguradores nacionales para intentar aumentar la cobertura aseguradora frente a las catástrofes naturales, favoreciendo la disponibilidad de cobertura y la asequibilidad del seguro. En este sentido, todos los miembros del WFCP son, así, entidades destinadas a reducir la brecha en la protección aseguradora, o Protection Gap Entities (PGE), según la definición creada por la Profesora Paula Jarzabkowski y su equipo, que ellos mismos explican en otro artículo de esta misma revista.

La primera reunión y punto de partida del WFCP se celebró en San Francisco en abril de 2006, coincidiendo con los actos conmemorativos del primer centenario del famoso terremoto que asoló la ciudad. Los miembros, que fueron progresivamente creciendo en número, encontraron de suma utilidad disponer de este foro, donde podían intercambiar experiencias sobre los problemas comunes a los que se enfrentan y considerar posibles alternativas de resolución, por lo que estas reuniones se han venido convocando anualmente desde entonces. 

El principal valor del WFCP reside en que es un foro informal y de participación voluntaria, donde los asistentes, normalmente directores generales y/o altos directivos de las entidades miembros, pueden discutir extensamente, en un ambiente distendido y confidencial, de cuestiones que les afectan (tramitación de siniestros, coberturas, solvencia, coexistencia y armonización con el mercado privado, aspectos regulatorios, experiencias tras siniestros de impacto, estudios prospectivos, etc.). En definitiva, este contacto fluido ha favorecido un refuerzo de relaciones entre programas similares y, en ocasiones, vecinos.

Los miembros actuales del WFCP son:

California Earthquake Authority, CEA (California, EEUU). Programa auspiciado por el Estado de California y con gestión privada que proporciona seguro de terremoto a propiedades residenciales, contratado como una extensión opcional del seguro del hogar. El programa se creó después del terremoto de Northridge de 1994, que sometió al mercado asegurador californiano a una prueba excesivamente rigurosa. Año de puesta en marcha: 1996. 

Caribbean Catastrophe Risk Insurance Facility, CCRIF. Es un sistema puesto en funcionamiento de la mano del  Banco Mundial y otros donantes que proporciona seguro paramétrico a través de una empresa privada sin ánimo de lucro (CCRIF SPC.) a 20 estados miembros, todos ellos en el área del Caribe y Centroamérica. Actualmente cubre huracanes, terremotos y precipitaciones intensas. El seguro paramétrico se activa automáticamente cuando se superan determinados umbrales y la indemnización se abona a los gobiernos de los países siniestrados, normalmente para proporcionar ayuda de emergencia, según sus aportaciones y en las condiciones contratadas previamente. Año de creación: 2007.

Caisse Centrale de Réassurance, CCR (Francia). La CCR es la reaseguradora pública que gestiona el sistema francés de seguro de catástrofes naturales (CatNat). El sistema, ampliamente extendido y con una penetración casi total, cubre una amplia gama de daños por riesgos no asegurables, como  inundación, terremoto, volcán o deslizamientos del terreno. Año de constitución del sistema de CatNat: 1982, con antecedentes empresariales en 1946.

Consorcio de Compensación de Seguros, CCS (España). Con antecedentes que se remontan a 1941, el CCS gestiona un sistema de cobertura de “Riesgos Extraordinarios” (catástrofes naturales y terrorismo), cobertura que es de inclusión obligatoria en pólizas de daños en los bienes y de daños personales que emiten las entidades de seguros privadas.  Año de puesta en  marcha del actual CCS: 1954.

Natural Catastrophe Insurance of Iceland, NTI (Islandia). Anteriormente conocido como Iceland Catastrophe Insurance (ICI), NTI es una empresa pública que presta cobertura aseguradora directa frente a terremotos, erupciones volcánicas, avalanchas de nieve, corrimientos de tierras e inundación. El seguro es obligatorio para todas las edificaciones del país y para la mayoría de las infraestucturas. Las aseguradoras privadas venden la póliza de catástrofes del NTI (independiente) y trasfieren las primas recaudadas al NTI.  Año de creación de ICI: 1975.

Norsk Naturskadepool (Noruega, Pool Noruego de Riesgos Naturales). Pool que extiende la cobertura de riesgos asegurados a daños como inundación, tempestad, deslizamiento de tierras, avalanchas, terremoto y erupción volcánica. Año de puesta en marcha: 1980.

Statens Naturskadefond (Noruega, Fondo Nacional Noruego de Asistencia para Daños Naturales). Es un fondo estatal que cubre los daños en bienes no asegurables. Está vinculado al Ministerio de Agricultura. El funcionamiento del sistema noruego fue descrito en detalle en el número 2 de la revista Consorseguros Digital. Año de entrada en funcionamiento: 1961.

Earthquake Commision, EQC (Nueva Zelanda). Aseguradora estatal que cubre daños por terremotos, tsunamis, corrimientos de tierras y actividad hidrotérmica en propiedades residenciales. El funcionamiento de la extensión del seguro es muy parecido al del sistema español y fue descrito en el número 5 de la revista Consorseguros Digital. Año de creación: 1944.

Flood Re (Reino Unido). Pool de reciente creación para el reaseguro de residencias con alto riesgo de inundación en el Reino Unido. Privado, pero cuenta con financiación pública a través de un impuesto aplicado a todos los contratos de seguro para su puesta en marcha. Está diseñado como un instrumento transitorio (25 años) hasta que el mercado tenga plena capacidad de prestar cobertura asequible a estas propiedades, tal y como se describió en el artículo correspondiente del número 8 de la revista Consorseguros Digital. Año de puesta en marcha: 2016.

Pool-ul de Asigurare Impotriva Dezastrelor Naturale, PAID (Rumanía, Pool del Seguro Obligatorio de Desastres Naturales). Pool privado que gestiona el sistema rumano de seguro de desastres naturales, que presta cobertura (obligatoria) frente a terremoto, corrimiento de tierras e inundación en propiedades residenciales. Año de inicio de actividad: 2008.

Interkantonaler Rückversicherungsverband, IRV (Compañía de Reaseguros Intercantonal, Suiza). Compañía sin ánimo de lucro que reasegura a los monopolios cantonales del seguro obligatorio de catástrofes suizo (válido en todos los cantones salvo siete). Aunque las condiciones varían entre cantones, los monopolios cantonales en general cubren inundaciones, tempestad, granizo, corrimientos de tierras, caída de aludes y piedras, y terremoto (con condiciones). Año de fundación: 1910.

Taiwan Residential Earthquake Insurance Fund, TREIF (Taiwan). Organismo que gestiona el Pool de Seguro Residencial de Terremotos y Transferencia de Riesgos. TREIF es una entidad sin ánimo de lucro que reasegura la totalidad de los seguros de terremoto suscritos en la isla. Año de puesta en marcha: 2001.

En distintas conferencias del WFCP han participado también programas de Japón, Turquía y Tailandia, así como representantes de instancias aseguradoras públicas de Filipinas e Indonesia y de distintos organismos internacionales (Banco Mundial, OCDE, Insurance Europe, etc.).

2. Gestación e historia del WFCP

La iniciativa para la creación del WFCP surge de contactos previos entre varios de los programas nacionales para el aseguramiento de las catástrofes naturales, pero quizá haya que destacar a tres figuras clave: Asgeir Asgeirsson, de Iceland Catastrophe Insurance (ICI), David Middleton, de la New Zealand Earthquake Commission (EQC) y Daniel Marshall, de la California Earthquake Authority (CEA), que se coordinaron para organizar la reunión constitutiva del WFCP. Efectivamente, con motivo del centenario del terremoto de San Francisco de 1906, y dentro de la Conferencia Conmemorativa de ese centenario, tiene lugar en esa ciudad el 20 de abril de 2006 la primera reunión formal del WFCP, a la que asisten representantes de los mencionados ICI, EQC y CEA, así como del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS); la Caisse Centrale de Réassurance (CCR), de Francia; y el Norsk Naturskadepool, de Noruega. También asistió a este primer encuentro una representación del Hawaii Hurricane Relief Fund (HHRF). 
Desde el principio quedó patente la naturaleza informal de reunión y la capacidad de la misma para tratar asuntos como las coberturas de cada sistema, los procedimientos para la peritación de daños y el pago de los siniestros, la cooperación con el sector privado o la capacidad de fomentar medidas de mitigación de cada sistema con respecto a las catástrofes naturales. En ningún caso se adoptan decisiones que representen intromisión en los programas de los países miembros o interfieran las reglas de la libre competencia y la actuación como lobby está obviamente excluida de la intencionalidad del WFCP.

Se adoptó una periodicidad anual de las reuniones y así el CCS albergó el segundo encuentro del WFCP, que tuvo lugar en Madrid el 17 de septiembre de 2007. A esta reunión, además de representantes de las anteriores entidades, acudieron altos directivos de la Caribbean Catastrophe Risk Insurance Facility (CCRIF), del Fondo Nacional Noruego para Desastres Naturales, de la Confederación de Reaseguros Cantonales de Suiza, del Taiwan Residential Earthquake Program (TREIF) y del Turkish Catastrophe Insurance Pool (TCIP), que en ese momento estaba en su fase de creación. En esta reunión, el CCS presentó los trabajos que estaba llevando a cabo para la edición de un estudio comparativo sobre sistemas para el aseguramiento de las catástrofes naturales con participación pública. También se abordaron cuestiones sobre la naturaleza obligatoria de las coberturas o la pertinencia de tarifas planas o acordes con el nivel del riesgo. Es, asimismo, en esta reunión cuando se presenta el proyecto y se define el alcance de una página web para el WFCP, así como el establecimiento de contactos con otras instituciones, como la OCDE, para el seguimiento y elaboración de estudios respecto a la gestión aseguradora de las catástrofes naturales. El CCS se ofreció para albergar y diseñar la página del WFCP.

La tercera reunión del WFCP tuvo lugar en Hveragerði, Islandia, durante los días 25 y 26 de junio de 2008. A esta reunión se sumaron representantes del Japan Earthquake Reinsurance (JER) y de Rumanía, así como delegados de la OCDE y del Banco Mundial. En esta reunión se presenta la publicación del CCS “La cobertura aseguradora de las catástrofes naturales. Diversidad de sistemas” (1), en sus versiones española e inglesa. Igualmente, se presentó el prototipo de la mencionada web que el CCS dedicaba al WFCP. Hubo un punto específico sobre mecanismos para la transferencia del riesgo,  y se trataron otras cuestiones, como la posibilidad de intercambiar información resultante de modelos de catástrofe entre los miembros o la comparación de los sistemas de tarificación.

Podría decirse que la cuarta reunión del WFCP, en Taipei (Taiwán), del 28 al 30 de septiembre de 2009, fue la ocasión en la que el Foro alcanzó su madurez. Fueron invitados, además, representantes del sector público asegurador de Indonesia y Filipinas, así como de la Australian Reinsurance Pool Corporation (ARPC). Dado que algunos sistemas miembros, como por ejemplo el CCS, cubren, además de riesgos naturales, riesgos político-sociales, el establecimiento de vínculos con otros sistemas que cubren el terrorismo, cual es el caso de la ARPC era una opción lógica, puesto que estos sistemas se enfrentan a problemas muy similares a los del seguro de catástrofes naturales. Durante la reunión se presentaron otras iniciativas, como el Modelo Global de Terremotos (GEM), auspiciado por la OCDE. De nuevo, la reunión brindó la oportunidad a los miembros de compartir experiencias de cara a nuevos retos o la orientación sobre las reformas necesarias en los sistemas. También se reflexionó sobre la cuestión de hacer de las primas un indicador del riesgo o no, relacionando este hecho con la filosofía de los diversos sistemas: principios como los de mutualización, de prevención, de la antiselección y el aumento de la penetración mediante los distintos mecanismos para considerar la conveniencia, o no, de  hacer obligatorio el seguro de catástrofes. Surgieron otras cuestiones, como la  eventualidad de alargar los plazos de los contratos de reaseguro a más de un año, para poder gestionar mejor los riesgos catastróficos.

Bucarest (Rumanía) albergó, entre el 12 y 13 de octubre de 2010 la quinta reunión del Foro. En este caso, los invitados a la reunión fueron el Comité Europeo de Seguros (antecesor de Insurance Europe), GAREAT (Gestión de Seguros y Reaseguros de los Riesgos de Atentados y Actos de Terrorismo de Francia) y la Smith School of Enterprise and the Environement, del Reino Unido. Entre las presentaciones de los miembros resultó de particular interés la de Islandia, que ese mismo año había padecido la erupción del volcán Eyjafjallajökull que, aunque en el país solo produjo pérdidas aseguradas por valor de 2,3 millones de dólares, causó pérdidas estimadas de unos 1.700 millones de dólares al sector del transporte aéreo por el cierre del espacio aéreo de buena parte de Europa durante varios días. En esta reunión se produce el cambio en la presidencia del World Forum, que desde su fundación había recaído en David Middleton, de la EQC, a Ignacio Machetti, entonces Director General del CCS. Igualmente, en esta reunión, Rumanía, que hasta ese momento había sido observador del WFCP, se convierte en miembro del foro.

La sexta reunión del WFCP fue organizada por CCRIF en Montego Bay (Jamaica), entre el 24 y el 27 de octubre de 2011. Esta reunión contó con una sesión específica sobre las catástrofes de gran alcance que habían acontecido durante el periodo entre sesiones: el gran terremoto y tsunami del Este de Japón, la secuencia de terremotos de Christchurch en Nueva Zelanda y el terremoto de Haití. Asimismo, hubo otra sesión específica sobre experiencias y lecciones aprendidas en el Caribe y otra sobre nuevas iniciativas, principalmente relacionadas con soluciones para la gestión de los riesgos climáticos o el lanzamiento de bonos de catástrofe. Se continuó analizando el avance de otros temas anteriores, como el Modelo Global de Terremotos. En este tiempo, se continuaba el trabajo conjunto con los sistemas de cobertura de terrorismo, por lo que el tema se trató también en la reunión con presentaciones del CCS y de GAREAT sobre comparativa de sistemas. Además, el CCS presentó el caso del terremoto de Lorca, que había acontecido pocos meses antes y que supuso un importante reto para la institución. Finalmente, en este encuentro se establece un comité rector del WFCP, con un Presidente y dos Vicepresidentes. El Presidente será el organizador de la reunión anual y los Vicepresidentes los organizadores de la reunión previa y la siguiente. Se trata de un comité de carácter funcional, sin ningún tipo de atribución ejecutiva.

La séptima reunión tuvo lugar en Spiez (Suiza) entre el 24 y el 27 de septiembre de 2012. En ella se volvieron a tratar en extensión cuestiones como la secuencia de terremotos de Christchurch, el funcionamiento de la EQC tras una puesta a prueba del sistema tan dura, desde todas las perspectivas (comportamiento de los modelos previos, intercambio de información con las reaseguradoras, peritación y tramitación de los siniestros, gestión de las expectativas de los afectados, etc.). También aquí comenzaron a tratarse cuestiones sobre plataformas de seguro de terrorismo, con la participación de la OCDE, que años después cristalizarían con la creación del Foro Internacional de Pools para el (rea)Seguro del Riesgo de Terrorismo (IFTRIP), ya separado del WFCP. Asimismo, los representantes turcos presentaron el proceso de gestación y fundación del TCIP, más o menos coetáneo con el propio WFCP. En este caso, como en el rumano, la asistencia a las reuniones del propio WFCP aportó valiosas experiencias para la puesta en marcha del sistema. La reunión contó, además, con otros países invitados, como Bulgaria o Italia, que explicaron los mecanismos para la gestión de los riesgos de catástrofe en sus jurisdicciones desde la perspectiva del seguro.

El Pool Noruego de Riesgos Naturales (Norsk Naturskadepool) y el Fondo Nacional Noruego de Asistencia para Daños Naturales (Statens Naturskadefond) fueron los anfitriones de la octava reunión del WFCP en Ålesund (Noruega), entre el 17 y el 19 de septiembre de 2013. Los miembros presentaron sus últimos desarrollos en geolocalización y modelización de riesgos, atención a los asegurados y prestación de servicios al sector, y se repasaron las experiencias siniestrales más recientes, en particular los terremotos de Japón y Nueva Zelanda. Se presentó el programa del Fondo Nacional de Catástrofes de Tailandia, sucesivo a las inundaciones catastróficas de 2011, que supuso gravísimas pérdidas para el país y para la industria mundial. También se contó con una presentación del sistema danés de compensación de daños catastróficos.

Christchurch (Nueva Zelanda), fue la sede en que la EQC organizó la novena reunión del WFCP, entre el 22 y 26 de septiembre de 2014, lo que dio una oportunidad única a los miembros (asistieron representantes de California, España, Francia, Japón, Noruega, Suiza, Tailandia, Taiwán, Turquía y Nueva Zelanda) de comprobar sobre el terreno los trabajos de recuperación de la secuencia de terremotos de 2010-11 y de escuchar de primera mano las experiencias de todos los actores implicados (aseguradoras, gestores de riesgo, asociaciones de afectados, protección civil, trabajos de reconstrucción, municipio…). En esta reunión se decidió finalmente limitar el alcance del WFCP a las catástrofes naturales y sugerir la creación de un foro separado para los sistemas de seguro de terrorismo.

La décima reunión tuvo lugar entre el 22 y 25 de septiembre de 2015 en París (Francia). Esta reunión contó con un nuevo asistente: Flood Re, la nueva reaseguradora británica de propiedades en zonas de riesgo de inundación, que incluso antes de entrar en funcionamiento ya solicitó su adhesión al WFCP.  Asimismo, se realizó una descripción del African Risk Capacity (ARC), un sistema de seguros de catástrofe panafricano creado según el modelo de CCRIF, en el Caribe. Dentro de las presentaciones de los miembros, en esta reunión se introdujo el replanteamiento del sistema suizo, integrando la Confederación de reaseguros cantonales con el pool de seguro de terremoto suizo dentro de una estructura mayor que refuerce el papel triple del seguro obligatorio de catástrofes suizo: aseguramiento, prevención e intervención (entrenamiento de los cuerpos de bomberos, por ejemplo). Asimismo, CCRIF plantea su proyecto de expansión hacia Centroamérica. La anfitriona de la reunión, la CCR francesa, realizó una interesante secuencia de presentaciones sobre sus trabajos de modelización de los riesgos que cubre, así como de herramientas adaptadas a la predicción de impacto de fenómenos hidrometeorológicos a escalas locales, o para la peritación rápida de siniestros. La reunión se complementó con una visita técnica al sistema de gestión de emergencias por inundación del Museo del Louvre, que hubo de ser puesto a prueba tan solo un año después. En esta reunión se plantea también la necesidad de actualizar la página web del WFCP.

Los momentos posteriores fueron, en general, difíciles para el WFCP. La reunión del año 2016 debía celebrarse en Turquía y la de 2017 en Tailandia. Sin embargo, la inestabilidad política y los problemas de seguridad en el país euroasiático hicieron imposible la celebración de la reunión correspondiente al año 2016. Además, el programa público tailandés de seguro de inundación fue desactivado por el mismo estado que lo había creado cinco años antes, de modo que el WFCP perdió un miembro y la posibilidad de organizar la reunión de 2017 en dicho país. No obstante, los miembros restantes reaccionaron y, dada la fluidez de las relaciones alcanzadas entre ellos, pudieron congregarse en una nueva conferencia en Taiwán, lo que supuso la recuperación del Foro y el relanzamiento de actividades tras una coyuntura difícil y delicada.

La undécima reunión del Foro tuvo lugar, por tanto, en Taipei (Taiwán), entre el 26 y el 28 de septiembre de 2017. Sin duda, su principal valor fue el de recuperar el contacto entre los miembros, que en todo momento sostuvieron la conveniencia de mantener este foro de diálogo y de aprendizaje mutuo. Especial reconocimiento merece el equipo directivo de TREIF por su disponibilidad, agilidad y esfuerzo en la organización de esta reunión. A ella se incorporó Flood Re, del Reino Unido, como miembro numerario del WFCP, presentando a los asistentes un balance de su primer año de funcionamiento. La CEA describió su sistema de reaseguro y otros miembros presentaron novedades legislativas, como fue el caso de Noruega, u organizativas, como la evolución de la reordenación del sistema suizo, previamente introducido en París. 

Hasta este momento, el WFCP había funcionado con unas normas basadas en la tradición y en los acuerdos que se iban adoptando en cada reunión. No obstante, a partir de la “crisis” de 2016, se planteó la conveniencia de poner por escrito unas normas de funcionamiento básicas, por lo que  en Taipei se acordó que los miembros redactarían un “Memorando de entendimiento” (MoU, por sus siglas en inglés) en el que esas reglas quedasen fijadas. También en Taipei el CCS asumió la organización en Madrid de la siguiente reunión, correspondiente al año 2018, por lo que al término del encuentro en Taiwán, el CCS pasó a ocupar la presidencia del Foro.

3. 12ª reunión del WFCP en Madrid

A lo largo del periodo en el que el CCS ostentó la presidencia del WFCP, esta institución se propuso aprovechar el nuevo impulso dado al Foro tras la reunión de Taiwán y consolidarlo. Para ello se adoptaron algunas medidas nuevas, con el consenso de todos los miembros. En primer lugar, se creó una comisión, participada por todos los miembros y liderada por Daniel Marshall, de la CEA, para la redacción del MoU. Se mantuvieron reuniones por videoconferencia entre reuniones presenciales para tratar de éste y de otros asuntos, como el proyecto, también asumido por el CCS, de actualizar y rediseñar una nueva página web, puesta a disposición del foro.

3.1. Asistentes

Así, el 25 de septiembre de 2018 tuvo lugar una recepción de bienvenida a los asistentes de la decimosegunda reunión del WFCP en Madrid. A esta reunión asistieron representantes de primer nivel de la California Earthquake Authority (CEA); la Caisse Centrale de Réassurance (CCR); el Caribbean Catastrophe Risk Insurance Facility (CCRIF); el Natural Catastrophe Insurance of Iceland (NTI); el Norsk Naturskadepool y el Statens Naturskadefond de Noruega; el Interkantonaler Rückversicherungsverband (IRV) suizo; Flood Re, del Reino Unido; el Pool-ul de Asigurare Impotriva Dezastrelor Naturale (PAID) rumano; y el Taiwan Residential Earthquake Insurance Fund (TREIF), además del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

3.2. Apertura

La reunión fue abierta oficialmente el día 26 por el Director General de Seguros y Fondos de Pensiones, y Presidente del CCS, Sergio Álvarez Camiña, quien destacó el alto valor estratégico que tiene el World Forum para el CCS y, en su opinión, para todos los miembros, como una herramienta básica para compartir experiencias, aprender mutuamente y establecer sinergias y cooperaciones reforzadas.

El discurso inaugural fue impartido por la Profesora Paula Jarzabkowski, de la Cass Business School, cuyo estudio sobre entidades para reducir la brecha en la cobertura del seguro de catástrofes fijó un marco de interés común para la discusión. Muchos de los miembros del WFCP y de otras entidades han participado en este estudio, y su contenido y conclusiones se consideraron de relevancia para todos los asistentes, tanto para los que habían participado en el estudio como para el resto, proporcionando un punto de vista panorámico y sintético sobre el estado de la cuestión, y facilitando con ello la comparación y el intercambio de opiniones. El contenido de su discurso está perfectamente detallado por la profesora y sus colaboradores en un artículo separado de este número de Consorseguros Digital.

3.3. Presentaciones de los miembros

Todas las presentaciones de los miembros tuvieron la característica común de dejar puntos abiertos para facilitar el debate y generar intervenciones por parte de los demás. De sus presentaciones, como siempre interesantes, se pueden destacar algunos puntos: la CEA presentó su estructura de financiación y el aumento de su capacidad como consecuencia de las recientes modificaciones legislativas, así como el posible “efecto arrastre” que sobre la contratación del seguro de terremoto (que en California no es obligatorio) hayan podido tener otras catástrofes naturales de alto impacto (huracanes, tornados, inundaciones) que han afectado a los Estados Unidos en estos últimos años. También se comentó el éxito de su programa de retrofitting, o de refuerzo de las estructuras de las propiedades, que supone a su vez una rebaja en las primas del seguro. 

La CCR francesa presentó la gestión de siniestralidades recientes de muy alto impacto, destacando de entre todas ellas la incidencia en septiembre de 2017 del huracán Irma sobre las islas caribeñas francesas de San Bartolomé y San Martín, que produjo pérdidas aseguradas por valor de 2.000 millones de euros, de las cuales la CCR soportó más del 80%. La CCR presentó también los resultados de su última modelización según la trayectoria de concentración representativa RCP 8.5 (que corresponde al escenario más pesimista pero también seguramente más realista para la evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de este siglo). Anteriormente, en parte como aportación para la COP21, la CCR había realizado una modelización según la trayectoria de concentración RCP 4.5, que fue explicada por sus autores en otro número de esta revista. La modelización de las pérdidas esperadas según este nuevo escenario supone un agravamiento de los resultados previos en un 50%.

CCRIF presentó su nuevo plan estratégico 2018-2021, que implica un aumento de escala de sus actividades, con el fin último de apoyar el objetivo de la Comunidad del Caribe de convertirse en la primera región del mundo resiliente al cambio climático. Los miembros actuales de CCRIF son 20, incorporando 3 nuevos en el Caribe (Islas Vírgenes Británicas, Montserrat y San Martín –parte holandesa-) y uno en Centroamérica (Nicaragua). El plan persigue continuar la expansión del programa por los países del istmo centroamericano. CCRIF trabaja también en el desarrollo de un programa de seguros agrarios (específico para sequía) que, en este caso, no estaría orientado a gobiernos soberanos, como en el caso del seguro paramétrico de catástrofes actual, sino a particulares. Ello representa un cambio significativo en la orientación de este programa.

El NTI islandés explicó los cambios legislativos que le afectan desde julio de 2018, que incluye desde el cambio de nombre de la institución hasta que el pago de las compensaciones deba hacerse ex post a las reparaciones efectuadas por el propietario después de un siniestro. El cambio también supone una disminución en las franquicias para los asegurados, aunque se elevan los umbrales de daños mínimos para solicitar compensaciones. Se prevé que estos cambios tengan un impacto significativo tanto en el coste de las compensaciones como en el número de reclamaciones correspondientes a este seguro obligatorio para todas las edificaciones del país.

Los representantes de los sistemas noruegos realizaron una presentación en la que, sobre todo, destacaron el alto valor que para ellos ha tenido la pertenencia al WFCP y la asistencia a sus reuniones. De los demás miembros han aprendido y podido aplicar cuestiones que se han incorporado a la última legislación aplicable, de 2017, y otras cuestiones como los sistemas de control de los procesos. También explicaron que la sequía del pasado verano de 2018 en Noruega, absolutamente excepcional e inusual, ha supuesto una cantidad descomunal de reclamaciones y pérdidas para el Fondo Nacional Noruego de Asistencia para Daños Naturales, que ha implicado un cambio en sus modos y medios de gestión.

PAID de Rumanía explicó las principales características de su siniestralidad y de los recursos financieros de los que disponen para hacerle frente, así como la optimización en curso de su programa de reaseguro para flexibilizar su retención y maximizar la protección. Entre sus objetivos prioritarios siguen figurando el aumento de la penetración y el aumento de la concienciación del riesgo, para lo cual dedican tiempo y recursos para la celebración de seminarios por todo el país.

El punto central de la presentación del CCS fue la reducción de la tarifa del Seguro de Riesgos Extraordinarios,  su justificación actuarial y el impacto esperado sobre la tasa de crecimiento de la reserva de estabilización. Este cambio de tarifa fue explicado en un artículo del pasado número de Consorseguros Digital. También se presentó la estructura global de los expuestos al riesgo del CCS, su evolución reciente y la composición de la siniestralidad. 

El representante suizo presentó la nueva estructura corporativa de su seguro público de catástrofes, ahora englobado bajo el acrónimo APIRE (Association of Public Insurance Companies for Real Estate), que incorpora tanto al IRV como al pool de seguro de terremotos SPE. Esta nueva estructura sigue manteniendo el rasgo fundamental del sistema de seguro obligatorio y monopolístico suizo en su triple función de prevención de riesgo, minimización de las pérdidas (intervención) y de pago de compensaciones (seguro). Sigue en discusión la reforma del sistema de seguro de terremoto, que actualmente no está vinculado a ninguna póliza, sino que se basa en un fondo para compensaciones que aportan las aseguradoras. También se presentaron los resultados del proyecto de mapa de riesgo de inundación pluvial para Suiza, que incorpora una modelización extremadamente precisa de las zonas de escorrentía pluvial y de sus posibles impactos.

TREIF presentó las consecuencias y la gestión del terremoto de Hualien (Taiwán), producido el 6 de febrero de 2018. TREIF proporcionó la primera respuesta de emergencia tan solo 30 minutos después de que se produjese el terremoto, realizando los primeros pagos para gastos de subsistencia tan solo 14 horas después y el primer pago por daños en las edificaciones el día 8 de febrero. En total, las pérdidas aseguradas y compensadas por TREIF ascendieron a algo más de 3 millones de dólares. TREIF sigue trabajando en la prevención del fraude, por ejemplo excluyendo las edificaciones ilegales del sistema, así como revisando los procesos de contratación y de peritación. TREIF se ha embarcado en un proceso de concienciación del riesgo, que involucra a municipios y escuelas de toda la isla, y que además hace un uso masivo de las redes sociales.

Flood Re presentó su balance tras dos años de actividad, que ha coincidido con un periodo anómalamente tranquilo en el número y extensión de inundaciones en el Reino Unido. Eso ha permitido alcanzar los objetivos de solvencia financiera mucho antes de lo previsto y facilitar la consolidación del sistema, que ya ha supuesto una extensión del acceso al seguro de inundación y un abaratamiento considerable del mismo para aquellos propietarios residenciales en zona inundable. Flood Re trabaja ya en el plan de transición, que debe terminar en la creación de un mercado sostenible de seguro de inundación asequible y disponible para las propiedades en riesgo. Esta presentación suscitó un debate sobre el papel del seguro en el building back better y las posibilidades de que las indemnizaciones se puedan dedicar no solo a compensar los daños, sino a aumentar la resiliencia de las propiedades afectadas. Es altamente probable que el modo en el que los miembros abordan esta cuestión sea un tema de interés en las futuras reuniones del WFCP.

3.4. Aprobación del MoU y nueva página web

En esta duodécima reunión del Foro también se adoptó por unanimidad el MoU del WFCP. Estas reglas de funcionamiento ponen negro sobre blanco la definición del Foro como un marco informal para la cooperación, de libre adscripción y abierto a todas las entidades relacionadas con la gestión de los riesgos naturales en sus respectivas jurisdicciones, que pueden ser públicas o que actúen por cuenta de la administración pública, y que proporcionen cobertura aseguradora o reaseguradora de esos desastres, ocasionados por un único riesgo -terremoto, por ejemplo- o por una variedad de riesgos naturales. En el MoU se aclaran las formas de participar, la función de las reuniones anuales, el uso de la página web o el modo de asignar la presidencia, la secretaría y las vicepresidencias del foro.

Igualmente, se presentó a los miembros el prototipo de la nueva página web del foro, en la que está trabajando el CCS durante los últimos meses. Se abre ahora un periodo para que los miembros aporten contenidos, antes del lanzamiento de la web, previsto para  los próximos meses.

3.5. Conferencias y visitas científicas

La reunión se complementó con una serie de conferencias y visitas científicas. Miguel Llorente, del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), impartió una charla sobre la necesidad de estimar el riesgo de tsunami y la metodología para llevarlo a cabo. Esta charla se traduce en otro artículo de este número de la revista. Posteriormente, Roland Aznar, del ente público empresarial Puertos del Estado, presentó un tema que había sido sugerido por los miembros: las dificultades metodológicas para la estimación del aumento del nivel del mar como consecuencia del cambio climático. Tras referirse a las actividades en oceanografía operativa de Puertos del Estado y sus actividades en modelización climática, su presentación fue entrando progresivamente en el detalle de la regionalización de los modelos globales y en las técnicas para llevarla a cabo. Este punto tiene un interés particular para estimar el aumento esperable del nivel medio de las aguas, como consecuencia del calentamiento global, en un mar prácticamente cerrado como el Mediterráneo. Aquí hay factores que, como el agua que entra del Atlántico por el Estrecho de Gibraltar, juegan un papel muy importante, concretamente esta entrada compensa el exceso de evaporación en la cuenca mediterránea. Por supuesto, en el mar Mediterráneo también desempeñan un papel fundamental la componente estérica del aumento del nivel del mar, esencialmente el cambio de volumen como consecuencia del cambio de densidad, causada sobre todo por la expansión térmica de la masa líquida y la componente eustática, es decir el incremento de la masa de agua como consecuencia de la fusión glaciar. Aunque de menor importancia, es posible que la componente atmosférica, los efectos de la presión atmosférica y del viento, jueguen un papel significativo en el Mediterráneo, puesto que la expansión de la zona de altas presiones saharianas más al norte puede causar una depresión del nivel del mar, que contrarreste en parte el aumento esperado. Por todo ello, las incertidumbres asociadas a cada uno de estos procesos y los modos de resolverlas para poder modelizarlas y obtener así previsiones, hicieron que su presentación resultase del mayor interés de los asistentes.

La reunión terminó con una visita técnica al Centro de Estudios Hidrográficos del CEDEX, Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas. Además de recibir información de primera mano sobre las actividades de modelización de crecidas fluviales y delimitación de zonas inundables, que también se explica en un artículo de este número de la revista por sus autores, los asistentes tuvieron la oportunidad de visitar el Laboratorio del Centro de Estudios Hidrográficos, una instalación singular y con escasos equivalentes en el mundo. En él  se realizan modelos físicos de obras hidráulicas y de su impacto en el medio, útiles también para validar los resultados de los modelos numéricos.

3.6. Valoración de la 12ª reunión y próxima conferencia

En definitiva, esta duodécima reunión del WFCP ha supuesto un importante hito en la historia del foro, al haber consolidado las fortalezas de este canal de cooperación para sistemas de seguro de catástrofes con filosofía y finalidades afines, y haber permitido, una vez más, un intercambio de información en un entorno de trabajo distendido y con un gran espíritu de cooperación. Además, se han logrado hechos relevantes como la aprobación del MoU y del nuevo modelo de página web. Desde el término de la conferencia, el Natural Catastrophe Insurance de Islandia ocupa la presidencia del WFCP y tiene la responsabilidad de organizar la decimotercera reunión del foro en ese país. Las vicepresidencias pasan a ser ocupadas por el CCS y el CEA, que tiene previsto organizar la reunión del año 2020.

Es de justicia agradecer a todos los compañeros del CCS que han participado en la organización y desarrollo de esta reunión su esfuerzo, imprescindible para haberla llevado a buen término, a los participantes externos por su disponibilidad, cuyas brillantes presentaciones han enriquecido significativamente la conferencia y a todos los miembros del foro por su elevado nivel de participación y de implicación con este proyecto. 

4. A modo de conclusión


El WFCP congrega -y está abierto- a programas de cobertura de catástrofes naturales de todo el mundo en los que se da alguna forma de participación pública. Dos notas cabría destacar fundamentalmente de su estudio comparado: por un lado, la heterogeneidad de sus sistemas y, por otro, los problemas y retos comunes a los que se enfrentan.

La heterogeneidad se explica por la particularidad y la diversidad de situaciones que los distintos países presentan en ámbitos fundamentales: riesgos a los que se es vulnerable, nivel de vulnerabilidad, desarrollo económico, estructura político-social, conocimiento de los riesgos, cultura aseguradora, desarrollo del mercado asegurador, etc. Y obviamente esa heterogeneidad remite a las diferencias que se observan en los programas en cuanto a la práctica totalidad de los elementos que conforman las coberturas, por ejemplo: la distinta participación del mercado privado y los estamentos públicos; la obligatoriedad, o no, de la cobertura; los riesgos naturales que se cubren; los tipos de daños indemnizables (materiales y/o personales); la clase de bienes a proteger (propiedades residenciales y/o comercios y/o industrias, etc.); la fijación de las primas (tarifa plana o modulada según riesgo); los límites de indemnización; la garantía, o no, del Estado; la necesidad o no de declaración oficial de catástrofe; la posibilidad, o no, de constituir reservas de estabilización; etc. 

Junto a todo ello hay retos que son comunes en gran cantidad de ámbitos, que los programas afrontan obviamente en el marco de sus particulares citadas situaciones, y que tienen que ver con la seguridad y solvencia financiera (y los instrumentos adecuados para ello), la gestión de la siniestralidad, la mitigación de daños (con la gran incidencia de los modelos numéricos), la penetración de las coberturas (obligatoriedad, o no, y asequibilidad de precios), el cambio climático, etc.

En el respeto a esta heterogeneidad el WFCP ofrece a los programas miembros, libremente adheridos, un marco de relaciones -carente de estructuras formales y de estrategias de actuación grupales- en el que intercambiar experiencias e ideas ante los retos, actuales y de futuro, que representa gestionar programas de cobertura de catástrofes viables y sostenibles, al servicio de las comunidades humanas para las que fueron creados.
 
SUBIR