Nº 8Primavera 2018

Colaboraciones

Centro Zaragoza: breve historia de la evolución de un centro de investigación al servicio del sector asegurador español

PDF

Juan Luis de Miguel
Subdirector
Centro Zaragoza
 

1. Introducción

A finales de la década de los 80 del siglo pasado un pequeño grupo de altos ejecutivos que trabajaban en diferentes entidades aseguradoras, entre las que se encontraba el Consorcio de Compensación de Seguros, decidieron crear un centro de investigación compartido por todas ellas, con el objetivo de adquirir un mayor conocimiento del automóvil. Así surgió el Instituto de Investigación sobre Reparación de Vehículos, S.A., cuyo nombre comercial, Centro Zaragoza, se debe a que se eligió la localidad de Pedrola, población situada a 35 kilómetros de la capital aragonesa, para levantar las instalaciones.

Figura 1. Vista aérea de las instalaciones de Centro Zaragoza.

La sociedad se constituyó en 1987 y sus fundadores fueron, como se ha mencionado, un grupo de entidades aseguradoras, 14 en concreto. Un par de años más tarde las instalaciones de Centro Zaragoza abrían sus puertas con un pequeño equipo de profesionales con experiencia en la reparación de vehículos y en el mundo audiovisual, pues desde los orígenes del Centro siempre estuvo presente la necesidad de dar difusión al resultado de las investigaciones llevadas a cabo. No es casualidad, por tanto, que el primer “producto” que generó el recién nacido instituto de investigación fuera un curso, dirigido a los peritos de seguros de automóviles, en aquel entonces más comúnmente denominados “peritos tasadores”. En concreto, se trató de un curso de actualización de conocimientos periciales, pues se había detectado que en aquel momento la heterogeneidad existente entre los profesionales que prestaban su servicio de asesoramiento técnico al sector asegurador era enorme, tanto por su muy diferente procedencia profesional y dispar formación académica como por las diferentes técnicas y materiales aplicados en los talleres a la reparación de vehículos. Cabe recordar que, en aquel tiempo, no existía ningún baremo que permitiera calcular tiempos de reparación, por lo que la valoración de cada reparación era un proceso particular de negociación entre perito y taller, sobre la base de la experiencia previa de cada parte, con lo que se generaba una gran incertidumbre para las aseguradoras, que también observaban una notable disparidad de costes en diferentes zonas geográficas.

Las líneas de investigación de Centro Zaragoza estuvieron orientadas, como sus objetivos fundacionales exigían, al estudio de las técnicas y métodos más eficientes que se pudieran aplicar a la reparación de los vehículos. En este sentido se comenzó a experimentar, por ejemplo, en la posibilidad de reparar, no sólo los paneles de acero que componían las carrocerías de automóviles, sino también sus lunas parabrisas o los materiales plásticos, frecuentemente utilizados en la automoción. Todo esto, que hoy en día nos puede parecer algo evidente generó no pocas resistencias al cambio, fundamentalmente por el inicial desconocimiento en ciertos sectores relacionados con el mundo de la reparación de nuestro país. La adecuada comunicación y numerosas jornadas de formación impartidas por los profesionales que trabajaban en Centro Zaragoza lograron la aceptación de los procesos de trabajo que implicaban estas reparaciones, que hoy son aceptadas sin que exista discusión alguna en cuanto a su idoneidad. Es posible extrapolar esta política a multitud de ejemplos.

Con el paso del tiempo muchos proyectos y líneas de investigación se fueron desarrollando, transmitiendo valiosos conocimientos al sector automovilístico, añadiendo al mismo tiempo nuevos productos y servicios que ofrecer a las entidades aseguradoras, lo cual supuso, a su vez, para Centro Zaragoza una fuente de financiación que complementaba las aportaciones de las entidades propietarias que sostenían el centro. Años más tarde, atendiendo a la gran variedad de actividades en las que desarrollaba su actividad el instituto, se suprimió la palabra “Reparación” de su denominación y pasó a llamarse “Instituto de Investigación sobre Vehículos, S.A.”.

2. Proyectos desarrollados por el centro

La actividad desarrollada por Centro Zaragoza a partir del año 1997 se intensificó, lo que supuso también un importante incremento de su plantilla. El trabajo de los diferentes equipos, departamentos y áreas funcionales del centro permitió ir creando un nutrido catálogo de servicios, orientados a facilitar al sector la gestión de los daños materiales y también a prevenir los daños corporales, mediante el fomento de iniciativas que procuraban una mejora de la seguridad vial.

Diez años después, en el ejercicio 2007, Centro Zaragoza había logrado por fin autofinanciarse. Es decir, los productos y servicios comercializados generaban, por primera vez en su historia, ingresos suficientes para sufragar todos sus gastos, sin las aportaciones periódicas de las entidades propietarias, que habían ido disminuyendo progresivamente su contribución en los últimos diez años, hasta desaparecer. Con el fin de tener una visión precisa de las actividades desarrolladas y consolidadas, ya que algunas investigaciones no lograrían fructificar o el resultado de las mismas no acabaría teniendo una aplicación práctica para el sector, puede verse descrito a continuación el catálogo de actividades que Centro Zaragoza ofrece en estos momentos, agrupadas en función de las diferentes áreas del seguro a las que presta servicio.

2.1. Servicios relacionados con el área de contratación o suscripción

2.1.1. Base SIETE

El acrónimo SIETE se corresponde con “Sistema Informativo de Especificaciones Técnicas”. Es una base de datos en la que se identifican todos los vehículos comercializados en el mercado español que son susceptibles de ser asegurados. Para cada registro se recogen los principales datos técnicos y las características que pueden ser consideradas en la tarificación. Se trata de una base de datos actualizada diariamente y que las entidades pueden descargar vía web. Constituye un estándar en nuestro mercado, que abarca las tres categorías del automóvil -turismos y sus derivados, vehículos industriales y motocicletas-, y que es utilizado por la gran mayoría de las aseguradoras que operan en nuestro país en el ramo de automóviles.

Actualmente se ha generalizado el uso de multi-tarificadores que interaccionan directamente con el sistema informático de las aseguradoras para la obtención de las primas. Pues bien, la identificación del vehículo se efectúa con el código BASE SIETE.

Antes del uso de esta base de datos cada aseguradora tenía un equipo de personas que, a través de revistas especializadas u otras fuentes, creaba y mantenía su propia base de datos, con lo que resulta evidente el avance conseguido, tanto en la unificación de los códigos, como en la modernidad de la gestión y reducción de costes. 

Base SIETE supone un hecho diferenciador del mercado español, ya que muy pocos países de nuestro entorno europeo disponen de algo similar. 

2.1.2. CZIDConnect

CZIDConnect es un servicio de identificación de características técnicas y administrativas de vehículos automóviles a partir de sus matrículas. La primera etapa de la identificación es la obtención del VIN (número de identificación del vehículo), para lo cual se envía la matrícula del vehículo que se desea consultar a los servidores de la DGT (Dirección General de Tráfico), obteniendo como respuesta el VIN correspondiente a esa matrícula. Con el VIN es posible conocer toda una serie de datos técnicos y administrativos de un vehículo concreto. Estos datos, por sí mismos, son de interés para la actividad aseguradora, pero, además, gracias al mapeo entre las bases de datos de los socios tecnológicos de Centro Zaragoza con su base de datos “Base SIETE”, relacionando las correspondencias de marcas y modelos de ambas bases de datos, junto con el análisis de los datos técnicos de cada vehículo, es posible encontrar de forma automática el código de Base SIETE que corresponde al vehículo consultado.

El diseño del sistema está concebido para efectuar on-line todo este proceso y, por tanto, resulta adaptable a los procesos de contratación de las entidades aseguradoras. También es posible la ejecución de estas consultas en procesos off-line para un gran número de vehículos, sea precisa una inmediatez de respuesta, por ejemplo, en el caso en que fuera necesaria la revisión de toda o parte de la cartera de una aseguradora.

Otra utilidad del producto es la contratación de la comunicación de cualquier cambio de los datos administrativos que pudiera producirse en un determinado vehículo. Mediante esta opción, la entidad que haya contratado este servicio para un determinado VIN recibirá un mensaje comunicando el cambio producido en el dato o datos administrativos en el momento de oficializarse dicho cambio. Este módulo de CZIDConnect se denomina “Alertas”.

Por último, se ha desarrollado un sistema de comunicación con constructores de vehículos, siendo posible conocer los equipamientos con los que una unidad concreta ha salido de fábrica, así como el coste de los mismos, datos de gran valor a la hora de determinar el de la póliza, sobre todo en vehículos Premium, donde el coste de los equipamientos adicionales cada vez tiene una mayor importancia. Este producto recibe el nombre de “CZIDConnect Premium”.

2.1.3. CZ Report

Es un sistema de verificación on-line de vehículos, cuyo objetivo es proporcionar a cada entidad aseguradora un dictamen técnico rápido, en relación con la verificación de los vehículos, previa a la contratación del seguro.

CZ Report está disponible a través de la web de Centro Zaragoza, www.centro-zaragoza.com, lo cual agiliza el proceso de trabajo sin necesidad de instalación ni descarga previa, constituyendo una ventaja tangible para el usuario.

2.2. Servicios relacionados con el área de daños materiales

2.2.1. Certificación CZ
 
a) Certificación de piezas de carrocería
 
Las piezas de recambio representan un alto porcentaje, algo más del 50%, del coste total de reparación del vehículo en un siniestro. La legislación europea, en su Reglamento 461/2010 y en sus directrices suplementarias, identifica dos tipos de recambio en un entorno de calidad:
 
  • Recambio Original, que son los fabricados con arreglo a las especificaciones del fabricante del vehículo.
  • Recambio de Calidad Equivalente, definidos como aquéllos que tienen una calidad lo suficientemente alta para que su uso no empañe la reputación del taller que lo utilice.

Figura 2. Recambio de Calidad Equivalente certificado por Centro Zaragoza.

Centro Zaragoza, como instituto de investigación de reconocido prestigio en el sector de la reparación del automóvil, ha desarrollado un sistema de certificación que permite identificar estos recambios de calidad equivalente que, de hecho, constituyen una garantía para los talleres y consumidores.
 
Nuestro país se ha visto favorecido por una de las legislaciones más liberales de la Unión Europea, junto con la del Reino Unido e Italia, al incluir en la misma la llamada “Cláusula de reparación”, que permite la fabricación y utilización del recambio alternativo en las reparaciones.
 
El proceso de certificación de piezas de Centro Zaragoza se centra en el análisis, tanto del proceso productivo seguido por el fabricante, como de las características técnicas que presenta la pieza, como del mantenimiento de estas condiciones en el tiempo. Los requisitos técnicos exigidos a cada pieza están centrados en:
 
  • El análisis de la composición del material utilizado.
  • La adaptabilidad de la pieza al vehículo.
  • La calidad de los recubrimientos de las piezas.
  • La comprobación del comportamiento mecánico.
 
Esta actividad ha tenido una amplia repercusión en todo el espacio europeo, donde se ha extendido su uso. Hasta el momento más de 7 millones de piezas llevan la marca “pieza certificada CZ”.
 
Por tanto, la certificación CZ cumple con el reglamento 461/2010 y su intención es crear un mercado más competitivo entre el Recambio Original y el de calidad equivalente, en beneficio del consumidor.
 
Centro Zaragoza lidera el grupo de trabajo del RCAR (1) -Research Council for Automobile Repairs-, asociación internacional de centros de investigación del automóvil pertenecientes a entidades aseguradoras, que trata sobre los requerimientos que deben exigirse a las piezas y al proceso de trabajo de sus fabricantes para que pueda considerarse que una determinada pieza cumple con los estándares que aseguran el cumplimiento de los requisitos técnicos previamente mencionados.
 
b) Certificación de talleres CZ
 
El sector reparador constituye un elemento clave en la cadena de servicios del aseguramiento del automóvil. Al objeto de colaborar con el taller para mejorar la calidad de los servicios prestados al cliente y también de aumentar su productividad, Centro Zaragoza ha desarrollado un sistema de certificación que, de una manera sistemática, le permite avanzar hacia la excelencia en su organización y competencia técnica. Para garantizar la transparencia y objetividad de esta certificación, AENOR, la entidad nacional de normalización, colabora con Centro Zaragoza en este proyecto.
 
Convertirse en taller certificado CZ supone una decisión estratégica que puede aumentar la confianza de sus clientes y la rentabilidad de su actividad. Por otra parte, también significa para las aseguradoras disponer de un conjunto de talleres donde la calidad de su trabajo está contrastada.
 
En este proceso de certificación se analizan los siguientes aspectos del taller que solicita la certificación CZ:
Aspectos administrativos: Requisitos técnicos
  • Situación legal.
  • Control de proveedores.
  • Plan de prevención de riesgos.
  • Gestión de residuos.
  • Control de costes.
  • Formación pericial.
  • Equipamiento.
  • Instalaciones.
  • Procesos de trabajo.
  • Distribución en planta.
Actualmente, el Sistema de Certificación de Talleres CZ es una actividad consolidada que está permanentemente activa. Es decir, no se limita a la certificación del taller, sino que incentiva la mejora continua de unos y reconoce la distinción de aquellos que se encuentran en posesión de niveles más elevados, impulsando y potenciando todos sus niveles de organización y permitiendo así el reconocimiento de talleres certificados CZ de tres, cuatro y cinco estrellas. Esta labor certificadora de talleres también se ha extendido a Portugal y a Turquía, entrando en una fase de expansión.
 
En la actualidad Centro Zaragoza colabora no solamente con talleres, sino también con redes que exigen a sus asociados una serie de requisitos técnicos. El trabajo desarrollado en la certificación de talleres también ha llamado la atención de diversas marcas de fabricantes de vehículos, que cuentan con nuestra colaboración como consultores para desarrollar programas que contribuyan a mejorar su eficiencia, a la vez que aumentan la satisfacción del cliente.
 
c) Certificación de otros productos
 
Con el mismo objetivo de promover mercados competitivos y contribuir a la mejora de la calidad, también se certifican:
 
  • Programas de Gestión del Taller.
  • Sistemas para la localización y seguimiento de vehículos sustraídos.
  • Y, en general, equipos, herramientas y productos para la reparación del automóvil.
 
2.2.2. Baremos de pintura
 
La valoración de los procesos de pintura se realiza por los distintos constructores de automóviles en su documentación técnica. Un análisis comparativo de los resultados obtenidos con los distintos fabricantes en piezas semejantes, con los mismos daños, nos muestran una disparidad de resultados no justificables técnicamente. Por ejemplo:
 
Puerta delantera, sustitución, bicapa:
 
  • Opel Corsa D-5p: tiempo 3,60 horas.
  • Renault CLIO III 5p: tiempo 4,70 horas.

Ambas piezas tienen una superficie de 80 dm2 y hay una diferencia del 30% en el tiempo sugerido para su reparación.
 
Otro ejemplo: 
 
Aleta delantera, sustitución, bicapa:
 
  • Citroën C1 2005: tiempo 3,00 horas.
  • Opel Corsa D: tiempo 1,80 horas.

Ambas piezas miden 35dm2 y hay una diferencia de un 65% en el tiempo sugerido para su reparación.

Figura 3. Proceso de pintado de un vehículo en las instalaciones de Centro Zaragoza.

En síntesis, éstos y otros muchos ejemplos hicieron que Centro Zaragoza se plantease elaborar un baremo de pintura que fuera independiente de la marca del vehículo, y se basara en criterios técnicos como superficies dañadas, tipo de material, ubicación de la pieza, etc. Este trabajo no resultó fácil, pues llevó más de 5 años a un equipo de investigadores. En la actualidad todavía requiere de una actualización permanente de los nuevos modelos de vehículos que se lanzan al mercado, así como la actualización de los precios que marcan los fabricantes y del tiempo que es necesario invertir en cada reparación con la aparición de nuevos materiales o técnicas de pintado.

Para su elaboración, aprobación y seguimiento, Centro Zaragoza constituyó un Comité Técnico, presidido por el máximo representante del sector pericial (APCAS) y del que también formaba parte la asociación mayoritaria del sector reparador.     

Los baremos son, por tanto, herramientas científicas que tienen un alto valor técnico y sirven de guía a la hora de las peritaciones. Así pues, deben ser un punto de encuentro entre los sectores reparador y pericial: un elemento objetivo y de conciliación. El baremo de pintura CZ se ha consolidado como una herramienta que conjuga un alto grado de exactitud en el cálculo de las estimaciones de las reparaciones con la sencillez de su manejo.

Por otra parte, este valor de uniformidad en todo el territorio, en cuanto a tiempos de reparación y cantidad de materiales a emplear, resulta de una utilidad indudable.

2.2.3. Gestión de subasta de vehículos (GSV)

La plataforma GSV, Gestión de Subastas de Vehículos, tiene como objetivo la comercialización mediante subasta de vehículos accidentados declarados como pérdida total (VFU) y de vehículos sustraídos que han sido recuperados. Este proceso se realiza a través de la página web de Centro Zaragoza, con acceso restringido para usuarios autorizados.

GSV permite, por una parte, que los vendedores autorizados introduzcan los registros de los vehículos accidentados declarados como pérdida total y de vehículos sustraídos que han sido recuperados para su venta por subasta y, por otra, que los compradores autorizados realicen las ofertas de compra mediante las oportunas pujas sobre los vehículos ofertados. 

2.2.4. Localización y recuperación de vehículos sustraídos

Centro Zaragoza actúa como enlace técnico, asignado por UNESPA, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el tráfico ilícito de vehículos sustraídos e indemnizados por el sector asegurador. El proceso de esta colaboración es el siguiente:

Cuando un vehículo es sustraído e indemnizado por una aseguradora, ésta remite a Centro Zaragoza su matrícula, junto con otros elementos identificativos del mismo. Después de pasar un control de calidad, estos datos son enviados al Centro de Cálculo de la Policía Nacional quien, a su vez, lo envía a las diferentes Comisarías. Si el vehículo es recuperado por alguna de ellas la información de ese vehículo retorna a Centro Zaragoza quien, a su vez, la envía a la aseguradora para que inicie su proceso de recuperación.

Desde hace una década Centro Zaragoza cuenta con el Servicio de Asistencia Técnica 24 horas (SAT), para las comunicaciones policiales, y el Servicio de Traslado y Depósito (STD), para la retirada de los vehículos intervenidos, cuando así lo requieran las autoridades pertinentes.

Figura 4. Personal del área de vehículos sustraídos de Centro Zaragoza colaborando con Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la identificación de un vehículo recuperado.

La colaboración de Centro Zaragoza con los cuerpos policiales se extiende también al ámbito de la formación. Anualmente se imparten cursos de tráfico ilícito de vehículos en nuestras instalaciones, al que asisten mandos policiales del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil, Policías Autonómicas y Locales. A lo largo de la acción formativa se profundiza en la identificación de vehículos, así como en los procesos de detección de falsificaciones.
 
En este sentido, destaca el acuerdo de colaboración firmado con la Secretaría General de Interpol, en materia de tráfico ilícito de vehículos, para la localización y recuperación de vehículos sustraídos.
 
El “Sistema de Gestión Integral de Vehículos Sustraídos e Indemnizados”, creado por Centro Zaragoza, pone a disposición de las entidades aseguradoras los siguientes servicios:
 
  • Localización del vehículo en España y en el extranjero. 
  • Gestiones de liberación. 
  • Recogida y traslado del vehículo a nuestras instalaciones.
  • Legalización, en los casos de vehículos falsificados.
  • Reparación del vehículo.
 
2.2.5. Informes de dañabilidad y reparabilidad
 
El objeto de los “Informes de dañabilidad y reparabilidad” que elabora Centro Zaragoza es proporcionar a nuestras entidades aseguradoras unos índices con los resultados de reparabilidad del vehículo analizado en las diferentes pruebas de choque a baja velocidad estandarizadas por el RCAR -Reseach Council for Automobile Repairs-, que permiten clasificar los vehículos dentro del segmento al que pertenecen. Los vehículos se encuentran clasificados por segmentos, en función de su tamaño y funcionalidad.

Figura 5. Preparación de un crash test en el péndulo de impactos de Centro Zaragoza.

Los segmentos definidos son: Micro (MIC), Pequeño (PEQ), Compacto (COM), Medio (MED), Berlina (BER), Lujo (LJO), Monovolumen Compacto (MNV COM), Monovolumen Medio (MNV MED), Todocamino (TCN), Crossover (CRO), Combis (COMB), Combi Medio (COM MED), 4x4 Compacto (4x4 COM), 4x4 Berlina (4x4 BER).

En los informes de dañabilidad y reparabilidad se incluyen los resultados de los impactos frontales, laterales y traseros, con una descripción detallada de las piezas sustituidas o reparadas, así como su ponderación en el resultado global. Estos informes pueden ser utilizados por parte de los actuarios de cada entidad aseguradora para el cálculo de la prima del seguro de cada vehículo.

2.2.6. Estudios y análisis de reparabilidad de piezas
 
Centro Zaragoza realiza el análisis de los métodos y procesos que pueden permitir la reparabilidad de aquellas piezas que, por su alta frecuencia siniestral y su coste elevado, reducen notablemente los costes al sector asegurador.
 
En este sentido Centro Zaragoza analiza los métodos de trabajo disponibles en el mercado, establece los criterios necesarios para evaluar los resultados obtenidos y supervisa la rentabilidad y calidad obtenidas en las diferentes piezas que les pueden ser de aplicación (faros, lunas, plásticos del automóvil, etc.). El objetivo es generar mercados más competitivos al identificar métodos de trabajo que permitan llevar a cabo reparaciones de calidad contrastada, haciendo, con ello, posible que el taller pueda disponer de varias opciones para reparar con calidad, reduciendo costes al usuario final.
 
2.2.7. Estudios de Reparación versus Sustitución
 
Centro Zaragoza posee el “Know-how” tecnológico de los procesos de reparación de vehículos y la capacidad de transmitir dichos conocimientos a los talleres para que contribuyan a su práctica, siempre que técnica y económicamente sea posible.
 
La reparación frente a la sustitución de piezas en vehículos siniestrados genera las siguientes ventajas:
 
  • Económicas: generalmente, previa evaluación, la reparación de piezas supone un ahorro frente a la sustitución por nuevas piezas.
    La reparación propicia el ahorro de tiempos por paralización y genera ahorros respecto a la necesidad de vehículos de sustitución.
  • Técnicas: en piezas de carrocería ensambladas por soldadura o con elementos de unión no recuperables tras el montaje, la restitución del estado original es menos agresiva para el vehículo cuando se procede a la reparación.
  • De gestión: se eliminan los tiempos de gestión y recepción de materiales.
  • Ambientales: el taller disminuye los costes de almacenamiento y gestión de residuos.
  • De servicio: favorece un servicio más rápido al asegurado.
 
Centro Zaragoza analiza y determina las actuaciones previas necesarias para la posterior definición de las acciones técnicas y formativas que sea preciso efectuar en cada caso para implementar esta práctica.
 
2.2.8. Plataforma CZ Recambios
 
La Plataforma CZ Recambios se concibe como una herramienta de comunicación entre talleres y distribuidores de recambios, cuyo principal objetivo es facilitar al taller de reparación de vehículos y la labor de compra de los recambios necesarios para la reparación de un siniestro, sin restringir la libertad del taller para la elección del recambio a utilizar, siempre que este se ajuste a lo especificado en el artículo 9 del Real Decreto 1457/1986.
 
La plataforma proporciona a los talleres el acceso, vía web, en tiempo real y de una forma directa, estandarizada, precisa y fiable, a los diferentes recambios necesarios para una reparación y a sus precios, en cada uno de los proveedores que tengan disponibilidad de los mismos, mejorando la eficiencia de los recursos utilizados en este proceso por los diferentes participantes.
 
CZ Recambios permite optimizar los costes de reparación de un siniestro a través de la mejora en la gestión de la compra de los recambios, posibilitando el acceso a las oportunidades derivadas de una gestión activa en el proceso de compra y suministro de recambios.
 
Los objetivos de la plataforma están fundamentados en los siguientes aspectos:
 
  1. Promover y facilitar la transparencia del proceso de compra del recambio utilizado en una reparación, tanto en lo concerniente a sus precios de venta como en lo relativo a su origen.
  2. Asegurar la trazabilidad del recambio adquirido al quedar el mismo identificado con su marca y referencia.
  3. Dar acceso a diferentes ofertas de recambios del constructor y de recambios de calidad contrastada de fabricantes independientes.
  4. Promover la competitividad en el sector, facilitando el acceso de usuarios y distribuidores a un mercado más amplio.
  5. Proporcionar información que facilite y mejore la gestión del proceso de compra de recambios que realiza el taller, sin restringir su capacidad de libre elección del recambio a utilizar en cada reparación.

CZ Recambios se apoya en una herramienta tecnológica 100% web que integra verticalmente a talleres, peritos y distribuidores, con un acceso adaptado a las funcionalidades requeridas por cada una de las partes, cuyas características principales son:
 
  • Alta y mantenimiento de usuarios (talleres, peritos y distribuidores).
  • Almacén virtual con los stocks de los distribuidores conectados a la plataforma con información de disponibilidad, PVP, precio y precio neto de todo tipo de recambios.
  • Integración con los sistemas de valoración (Audatex, GTE, Eurotax) – Extracción de la valoración y actualización automática en base a la información de recambios del pedido de compra.
  • Permite la integración con herramientas de facturación electrónica (taller-aseguradora).
  • Seguimiento del estado del pedido de recambios (solicitado, aceptado, entregado).
  • Control de los tiempos del proceso desde la valoración hasta la entrega del material.
  • Funcionalidad para el registro y mantenimiento de incidencias.
  • Servicio de atención al usuario.
  • Garantía en la seguridad de los datos.
 
2.2.9.CZ Plus
 
Es un sistema de facturación electrónica creado por Centro Zaragoza en colaboración con TIREA -Tecnología de la Información para Entidades Aseguradoras-, por medio del cual el taller cobra la factura de la reparación a la compañía de seguros de forma sencilla, cómoda y rápida.
 
CZ Plus sirve de canal de comunicación “taller-entidad aseguradora”. Se trata de un entorno web que consigue elaborar una factura en un tiempo de menos de 30 segundos, que automáticamente queda a disposición de la aseguradora adherida, permitiendo en todo momento el seguimiento del estado de la misma por parte del taller y logrando su cobro en un plazo aproximado de una semana.
 
Las ventajas que ofrece este servicio son muy notables, tanto para las aseguradoras como para los talleres.
 
  • El taller introduce directamente todos sus datos administrativos en la web: www.czplus.es
     - Eliminando posibles errores en el proceso de pago (nº de cuenta bancaria del taller, por ej.) debidos al factor humano en la aseguradora.
    - Suprimiendo los costes de trabajos administrativos (gestión de papel, fax, teléfono, e-mails.).
  • Se evitan pérdidas de facturas o facturas duplicadas, en el proceso de cobro.
  • Se automatiza, agiliza y mejora la comunicación entre taller y aseguradora.
  • El coste es muy reducido (se cobra por uso, es decir, por cada factura electrónica emitida).

2.3. Actividades Transversales

2.3.1.Observatorio de la Evolución Tecnológica del Automóvil -OTEA CZ-
 
Centro Zaragoza, como centro de investigación del automóvil perteneciente al sector asegurador, tiene una vocación de investigación y divulgación del conocimiento en todos aquellos aspectos que afectan al automóvil. La necesidad de monitorizar esta continua evolución del automóvil ha dado como resultado la creación del Observatorio de Seguimiento de la Evolución Tecnológica del Automóvil, en adelante OTEA CZ -Observatory to monitor the Technological Evolution of the Automobile-.
 
OTEA CZ tiene por objetivo la investigación en las nuevas tecnologías del automóvil, la reparabilidad de los dispositivos que incorporan los Sistemas de Asistencia a la Conducción (ADAS, por sus siglas en inglés) y la repercusión, tanto demostrada como potencial, sobre la seguridad vial.
 
Sus objetivos específicos son los siguientes:
 
  • Seguimiento y análisis de los avances tecnológicos que incorporan los constructores de vehículos en sus modelos.
  • Análisis de la reparabilidad de los dispositivos que incorporan los ADAS.
    -Análisis de los tiempos de calibración.
    -Comparación de los tiempos de reparación obtenidos con los tiempos definidos por los fabricantes.
  • Divulgación de los trabajos desarrollados por OTEA CZ.
    -  Generación de contenidos formativos.
    -  Elaboración de publicaciones específicas derivadas de la investigación.
    -  Participación en medios de comunicación en los que dar a conocer los diferentes ADAS existentes en el mercado.
    -  Elaboración de artículos de divulgación.

Figura 6. Imagen de vehículo con ADAS siendo calibrado, después de una reparación, en las instalaciones de Centro Zaragoza.

2.3.2. Formación
 
Uno de los objetivos fundamentales de Centro Zaragoza, desde sus orígenes, como ya se ha indicado previamente, ha sido impartir una formación permanente y de calidad a todos los profesionales implicados en la reparación, peritación y gestión de los daños materiales de los vehículos siniestrados, así como también a los implicados en tareas de prevención vial, investigación de accidentes y, más recientemente, a los profesionales dedicados a la gestión de los daños corporales.
 
Hasta el momento Centro Zaragoza ha formado a más de 30.000 profesionales, tanto en España como en otros países interesados en formación de calidad.
 
El catálogo del Centro consta de 40 cursos presenciales y 15 cursos online (a través del denominado Campus CZ), dirigidos a tramitadores de siniestros, peritos de seguros de automóviles, talleres de reparación de vehículos, investigadores de accidentes, técnicos de estaciones ITV y policías locales, autonómicas y Guardia Civil de Tráfico, entre otros.
 
Además de la extensa oferta de cursos programados, Centro Zaragoza pone a disposición de los diferentes actores la posibilidad de diseñar cursos y planes de formación “a medida” de las necesidades formativas de los profesionales de la entidad. Estas acciones formativas pueden impartirse en las instalaciones del propio Centro o en las instalaciones del solicitante.
 
Cursos impartidos por Centro Zaragoza:
 
  • Reconstrucción de accidentes de tráfico:
    -TD Toma de datos en la reconstrucción de accidentes de tráfico
    -RA1 Reconstrucción de accidentes de tráfico. Nivel iniciación
    -RA2 Reconstrucción de accidentes de tráfico. Nivel avanzado
    -RAP Reconstrucción de accidentes de tráfico con peatones. Atropellos
    -RAM Reconstrucción de accidentes de tráfico con motocicletas
    -BLC Biomecánica del latigazo cervical en colisiones por alcance a baja velocidad
    -IVI Inspección de vehículos incendiados
    -DP Elaboración del dictamen pericial y su defensa ante el juzgado
     
  • Seguridad vial:
    -CSE Conducción segura y eficiente en el entorno laboral
     
  • Organización y gestión del taller de reparación de automóviles:
    -FOBO Procesos de gestión del taller front office/back office
    -OCT Organización y configuración del taller de reparación
    -CCT Control de costes del taller de carrocería
    -ECT Estructura de calidad en el taller de carrocería
    -AET Análisis y estudio del taller de carrocería
    -PFT Procesos y flujos de trabajo en el taller de carrocería
    -GCM El taller de mecánica y la gestión de costes
     
  • Valoración de daños materiales:
    -PS Curso superior de perito de seguros de automóviles
    -IP Iniciación a la peritación
    -VD Valoración de daños en vehículos siniestrados
    -APM Actuación pericial en motocicletas siniestradas
     
  • Vehículos eléctricos e híbridos:
    -VEH Vehículos eléctricos e híbridos
     
  • Marketing y recursos humanos:
    -TE Trabajo en equipo
    -NEG Negociador profesional
    -GET Gestión eficaz del tiempo
     
  • Reparación de carrocerías de vehículos:
    -RC Reparación de elementos amovibles y fijos

Figura 7. Personal de Centro Zaragoza impartiendo un curso sobre peritación de automóviles.

2.4. Servicios relacionados con el área de daños corporales

2.4.1. Reconstrucción de accidentes de tráfico

Un equipo de ingenieros se dedica a este trabajo en el que se emplean los más modernos sistemas informáticos. En concreto se utilizan los programas PC-Crash® y Virtual Crash®, que permiten analizar colisiones entre vehículos y también su dinámica de marcha, implementando modelos físicos contrastados que resultan de gran ayuda para reconstruir accidentes de tráfico, evaluando diferentes hipótesis y contrastando cuáles de ellas resultan compatibles con los datos objetivos o evidencias físicas recogidas en los atestados policiales y cuáles resultan descartables, por su incompatibilidad, con el resultado documentado del accidente. También se utilizan aplicaciones informáticas de análisis biomecánico, como Madymo®, que permite calcular las solicitaciones experimentadas por el cuerpo de los ocupantes de los vehículos implicados en un accidente, así como por ciclistas, motoristas o peatones. Estas herramientas resultan de gran utilidad y aportan precisión y fiabilidad a los análisis realizados por los ingenieros de Centro Zaragoza gracias a que poseen un criterio técnico bien desarrollado, pues las mismas requieren de un profundo conocimiento de la física de las colisiones entre vehículos y una notable experiencia en investigación de accidentes.

Figura 8. Fotograma de una reconstrucción de accidente realizada por Centro Zaragoza.

En Centro Zaragoza se reconstruyen los accidentes más complejos, con lesiones personales importantes o con gran trascendencia social y algunos de estos trabajos son solicitados directamente por los tribunales de Justicia o, en ocasiones, por la propia Dirección General de Tráfico.
 
La experiencia acumulada en más de 2.000 informes de reconstrucción de accidentes de tráfico realizados hasta el momento sitúa a este instituto como uno de los centros de referencia a nivel nacional e internacional en este campo.
 
El prestigio alcanzado por Centro Zaragoza en esta actividad ha supuesto que desde diferentes administraciones y universidades internacionales hayan precisado de los servicios de Centro Zaragoza para el esclarecimiento de las circunstancias que han acaecido en un accidente de tráfico. Así, Centro Zaragoza ha realizado reconstrucciones de accidentes en Portugal, Andorra, Irlanda, Chipre, Turquía y Chile.
 
2.4.2. Estudios de seguridad vial
 
Con el objetivo de promover medidas que contribuyan a la mejora de la seguridad vial Centro Zaragoza realiza distintos tipos de estudios:
 
  • Sobre la eficacia de sistemas de seguridad.

    Hasta el momento se han realizado más de 30 estudios de búsqueda de evidencias científicas de la eficacia de diferentes sistemas de seguridad, solicitados por administraciones de Tráfico o asociaciones profesionales. Estos estudios han analizado desde los sistemas más clásicos, como el cinturón de seguridad, el casco, airbags, sistemas de frenado ABS, reposacabezas, sistemas de retención infantil, etc., hasta los más avanzados, como los ISA (Sistemas de Adaptación Inteligente de Velocidad), el ACC (Control de Velocidad Crucero Adaptativo) o los CAS (Sistemas de Evitación de Colisiones).
     
  • Para el desarrollo de nuevas tecnologías de seguridad.

    En colaboración con empresas fabricantes, Centro Zaragoza ha ayudado al desarrollo o puesta a punto y validación de tecnologías innovadoras, como los airbags de protección cervical integrados en el casco, calzado de protección de motoristas, protectores lumbares personalizados, reposacabezas activos, dispositivos para mantener a los niños en posición correcta, sobre su sistema de retención, cuando viajan dormidos, cajas negras (Event Data Recorders) con o sin videograbación, etc.
     
  • Auditorías de seguridad vial. Estudios para el rediseño de entornos viales potencialmente conflictivos.

    La labor de Centro Zaragoza no se reduce, en estos temas, a la mera ejecución de estudios técnicos o científicos, sino que, fruto de su capacidad divulgadora, también favorece la difusión y promueve la aceptación por parte de los usuarios de toda esta información, con el objetivo de estimular la demanda de los sistemas de seguridad más eficaces. 
Figura 9. La actividad de Seguridad Vial de Centro Zaragoza está muy enfocada, en la actualidad, al estudio de la eficacia de los nuevos Sistemas de Asistencia a la Conducción (ADAS).
2.4.3. CZ BALS (Biomechanical Analysis of Low Speed collisions)
 
Se trata de una aplicación informática creada por Centro Zaragoza a partir de un algoritmo de cálculo desarrollado por el grupo de investigación de Nuevas Tecnologías en Vehículos y Seguridad Vial (VEHI-VIAL) perteneciente al Instituto de Investigación de Ingeniería en Aragón (I3A) de la Universidad de Zaragoza. 
 
El objetivo de esta aplicación es determinar el riesgo de lesión por traumatismo menor de la columna vertebral, conocido coloquialmente como “latigazo cervical”, de los ocupantes de un vehículo que ha sufrido una colisión por alcance. El programa tiene en cuenta diferentes bases de datos públicas de pruebas de colisión que cuantifican la variación de velocidad y la aceleración experimentada por el vehículo que recibe el impacto y ofrecen, además, información detallada acerca de los daños sufridos por los vehículos utilizados en el ensayo. Centro Zaragoza realiza periódicamente baterías de ensayos controlados de choque que permiten contrastar la fiabilidad de los algoritmos utilizados en CZ BALS para el análisis de este tipo de siniestros. Además, la herramienta incorpora un análisis sobre los últimos estudios científicos aceptados que relacionan la violencia de la colisión con el riesgo de lesión por latigazo cervical en los ocupantes del vehículo que recibe un impacto trasero, estableciendo un riesgo de lesión de acuerdo a dicha bibliografía. Con el objetivo de analizar las solicitaciones sobre la columna de los ocupantes del vehículo que recibe una colisión por alcance, CZ BALS analiza también el Criterio de Lesión en Cuello o NIC – Neck Injury Criterion –, que es el criterio aplicado para evaluar traumatismos cervicales experimentados por los ocupantes del vehículo alcanzado. El cálculo integrado en CZ BALS es realizado con la ayuda del programa informático Madymo®, software de reconocido prestigio internacional, que permite el análisis de solicitaciones con precisión, eficacia y versatilidad.
 
CZ BALS es una herramienta utilizada tanto por entidades aseguradoras que desean conocer el potencial riesgo de lesión de los ocupantes de un vehículo al producirse una colisión por alcance, como por gabinetes periciales que se apoyan en los resultados ofrecidos por CZ BALS para la emisión de sus informes.
 
2.4.4.Nuevo servicio de elaboración de informes de biomecánica
 
La creciente demanda de dictámenes periciales de biomecánica de colisiones a baja velocidad ha llevado a Centro Zaragoza a ampliar su servicio de investigación y reconstrucción de accidentes en este campo, que requiere del concurso de especialistas en diferentes disciplinas científico-técnicas, como son la ingeniería y la medicina. Desde 2016 Centro Zaragoza ofrece este tipo de informes, gracias a la sistematización de la metodología de análisis, sin penalizar el elevado rigor y particularización al caso objeto de estudio que debe estar presente en todo dictamen pericial.
 
Actualmente Centro Zaragoza dispone de dos modalidades de informes de biomecánica: los informes básicos, para negociación extrajudicial; y los informes completos, destinados a la presentación ante los tribunales de justicia.
 
La reciente creación de una pista de impactos en la que analizar colisiones a baja velocidad ha permitido también ampliar el conocimiento que se tenía sobre las colisiones de baja y muy baja intensidad, mediante la realización de ensayos de choque en condiciones controladas, filmando los choques y midiendo velocidades y aceleraciones sobre los vehículos utilizados. Los resultados de estos ensayos son empleados en la elaboración los informes de biomecánica de colisiones de baja intensidad y también en la actualización de la aplicación informática CZ BALS.

3. Creciente orientación a la prevención y gestión de lesiones en accidentes de tráfico

Como ha podido verse, la actividad de Centro Zaragoza en materia de análisis biomecánico aplicado a la prevención y a la gestión de lesiones ha ido aumentando en los últimos años, alcanzándose en 2017 un destacado hito con la consolidación de un departamento dedicado específicamente al análisis de lesiones en colisiones de baja intensidad, si bien es verdad que esta nueva actividad se asienta sobre el conocimiento adquirido en una larga trayectoria dedicada a la investigación de accidentes de tráfico.

En 1993 se creó el departamento de investigación de accidentes de tráfico. El objetivo era claro: investigar en profundidad las causas que daban origen a los accidentes para ayudar a esclarecer las responsabilidades en los mismos, pero también contribuir a prevenir que se repitieran esas causas, ayudando con ello a disminuir la cifra de muertos y heridos en las carreteras y ciudades españolas. Ese año, conviene recordarlo, habían fallecido en España 6.378 personas en accidentes de tráfico, más de cinco veces la cifra actual.

El nivel de precisión alcanzado en el estudio en profundidad de los siniestros, gracias a la aplicación de una metodología científica de análisis, pronto posicionó a Centro Zaragoza como referente nacional en la investigación de accidentes de tráfico. Desde esa fecha se ha intervenido en el análisis de más de 2.000 siniestros graves. 

La prevención de lesiones en colisiones por alcance dio un salto cualitativo en el año 2000, cuando Centro Zaragoza entró a formar parte del grupo de trabajo IIWPG -International Insurance Whiplash Prevention Group-, Grupo de Trabajo Internacional del Sector Asegurador para la Prevención del Latigazo Cervical, cuya actividad consistió en la realización de ensayos para evaluar la seguridad de los asientos y sus reposacabezas en vehículos nuevos, así como a la difusión de los resultados obtenidos. Esta acción tuvo un efecto inmediato sobre los constructores de vehículos, que mejoraron el diseño de sus asientos y reposacabezas, pasando a ofrecer unos niveles de seguridad mucho más elevados para los ocupantes. Posteriormente Centro Zaragoza ha participado en varios proyectos de investigación de ámbito nacional y europeo, que van desde la investigación en nuevos conceptos de carreteras más seguras y sostenibles hasta el diseño de estructuras modulares para vehículos eléctricos de carga ligera, liderando el análisis y prevención de lesiones por latigazo cervical en el Proyecto PRELACE -Investigación en Tecnologías más eficaces para la Prevención del Latigazo Cervical-, con el cual se transfirieron conocimientos a la industria española de fabricantes de componentes de automoción.

En 2008 Centro Zaragoza comenzó a estudiar los programas informáticos de predicción del riesgo de lesión cervical comercializados en otros países, como Italia o Reino Unido. Los diferentes actores que operaban en España necesitaban realizar con celeridad las correspondientes estimaciones y procurar, en caso necesario, una rápida actuación asistencial para los potenciales lesionados en colisiones por alcance. El tratamiento de esta problemática llevó al centro a realizar labores de consultoría en 2011, con el objetivo de conseguir mejoras en la tramitación de siniestros a baja velocidad con lesionados. El siguiente avance fue la creación de una herramienta propia de análisis biomecánico de colisiones a baja velocidad, la mencionada aplicación CZ BALS, que a partir del análisis de los daños presentes en los vehículos implicados en un accidente calcula, mediante un algoritmo desarrollado por la Universidad de Zaragoza tomando como base más de 200 ensayos controlados de choque a baja velocidad, la intensidad de la colisión analizada, lo cual permite determinar el riesgo de lesión cervical previsible en los ocupantes de un vehículo que recibe una colisión por alcance.

Figura 10. Preparación de una prueba de colisión en la pista de impactos de Centro Zaragoza.

Durante el año 2014 se construyó una pista de impactos a baja velocidad en las instalaciones de Centro Zaragoza y se comenzaron a realizar ensayos controlados de choque, con vehículos instrumentalizados, en los que analizar otras tipologías de accidente más allá de las colisiones por alcance. Los resultados obtenidos en las pruebas de colisión, unidos al desarrollo de una rigurosa y novedosa sistemática de trabajo, permitieron poner en marcha el ya mencionado servicio de realización de informes que analizan la intensidad de colisión, popularmente conocidos como informes de biomecánica. La intensa actividad desarrollada en 2017 es un reflejo del éxito conseguido por esta metodología de trabajo, dada la confianza depositada por todas las entidades que solicitan diariamente los estudios de Centro Zaragoza. Motivación que refuerza nuestro compromiso social con el objetivo de contribuir a que el número de muertos y heridos en nuestras carreteras tienda a cero (2)

La evolución de la aplicación CZ BALS continúa en 2018, una vez que se ha convertido ya en un estándar que contribuye a la correcta gestión de siniestros, con el desarrollo de la versión 3.0, que tiene por objetivos mejorar la experiencia del usuario en cuanto a usabilidad y tiempo necesario para completar un informe; ofrecer una mayor precisión en los cálculos y aportar una mayor transparencia en el informe generado, de tal forma que los datos introducidos por los usuarios sean fácilmente verificables por terceros. En definitiva, que los valores introducidos para la obtención de los resultados se ajusten a lo realmente sucedido en el accidente. Esta nueva versión, que verá la luz a mediados de este año, pone nuevamente de manifiesto la capacidad de adaptación y proactividad de Centro Zaragoza, adelantándose a la demanda de los clientes en el ofrecimiento de soluciones eficaces, eficientes e innovadoras. 

4. El futuro de Centro Zaragoza

El presente año 2018 comenzó con un nuevo relevo en la dirección de Centro Zaragoza, tras la jubilación de su anterior director. Los nuevos retos a los que se enfrenta el aseguramiento de automóviles, entre otras razones por el acelerado ritmo al que evoluciona la tecnología que incorporan los vehículos, requerían un nuevo perfil que aunara una considerable experiencia en investigación con la capacidad de gestión empresarial que requiere el gobierno de un centro tecnológico con una plantilla de 70 empleados. 
 
El futuro resulta impredecible, pero teniendo en cuenta las nuevas líneas de investigación emprendidas por Centro Zaragoza, es de esperar que en los próximos años se generen nuevos productos y servicios relacionados con: vehículos conectados; vehículo eléctrico; nuevos materiales empleados en la fabricación del automóvil; nuevos modelos de movilidad; sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS) y, a más largo plazo, vehículos autónomos.
 
A continuación, se detallan los temas sobre los que se están abriendo nuevas líneas de investigación por parte de Centro Zaragoza y las razones por las que, estratégicamente, se han seleccionado estos temas:
 
a) Vehículo conectado
 
El informe de la 17ª edición del Global Automotive Executive Survey de KPMG (3), ponía de manifiesto que la conectividad y la digitalización son las tendencias más importantes en el sector de la automoción y así se mantendrán hasta 2025. Según este informe, la tecnología y los datos que genera un vehículo durante su utilización serán un elemento disruptivo que ayudará a fidelizar la relación de los consumidores con las marcas de automóviles, y también con las aseguradoras, a través de la información obtenida de sus dispositivos telemáticos instalados en el automóvil, los cuales ayudan a determinar el perfil como conductor del asegurado. Las aseguradoras también pueden conocer la ubicación de sus asegurados cuando éstos solicitan asistencia, siendo posible prestarles ayuda en carretera o dirigirlos a talleres cercanos de una forma más eficiente.
 
b) Vehículo eléctrico 
 
La implantación del vehículo eléctrico, todavía marginal, se verá pronto favorecida por la reducción de precios de las baterías y esto permitirá que se afiance como alternativa económica real de compra a vehículos de gasolina y diésel. Según una investigación de Bloomberg New Energy Finance (4), durante la década de 2020 los vehículos eléctricos se convertirán en una opción más económica que los coches de gasolina o diésel. En la mayoría de los países este hecho será determinante para el despegue del vehículo eléctrico. Este estudio prevé que las ventas de vehículos eléctricos llegarán a nivel mundial a 41 millones en 2040, el 35% de las nuevas ventas de vehículos ligeros.
 
c) Nuevos materiales 
 
En la búsqueda de materiales más ligeros (5), las futuras estructuras del automóvil se fabricarán con materiales que requerirán de conocimientos y herramientas especializadas. Así pues, Centro Zaragoza ha comenzado a investigar sobre la reparabilidad de los materiales compuestos, aleaciones de aluminio y otros metales ligeros, cuyo uso se prevé que irá ganando terreno al acero, todavía mayoritario.
 
d) Cambios en las preferencias de movilidad
 
En las grandes capitales ya se ha comenzado a implantar el modelo de car-sharing (6), o alquiler de automóviles durante cortos períodos de tiempo, habitualmente en torno a una hora. Este modelo resulta atractivo para aquéllos que quieran hacer uso ocasional de un vehículo. La organización del car-sharing puede ser llevada a cabo por una empresa o por un conjunto de usuarios que conformen una asociación. Hoy en día existen más de seiscientas ciudades en el mundo donde la gente puede utilizar estos servicios.
 
Otro tipo de empresas ofrecen a sus usuarios una red de transporte privado, a través de su software de aplicación móvil, que conecta a los pasajeros con los conductores de vehículos registrados en su servicio, que ofrecen un servicio de transporte a particulares. Estas empresas organizan recogidas en decenas de ciudades de todo el mundo.
 
Existen también los servicios de vehículo compartido para trayectos interurbanos, que permiten a las personas que quieran desplazarse al mismo lugar y al mismo tiempo, organizarse para viajar juntos. Permite compartir los gastos puntuales del viaje (combustible y peajes) y también evitar la emisión extra de gases de efecto invernadero, al proporcionar una mayor eficiencia energética en el uso de cada vehículo.
 
e) Nuevos Sistemas de Asistencia a la Conducción (ADAS)
 
Cada año 1,3 millones de personas mueren (7) en todo el mundo en accidentes de tráfico y en alrededor de un 90% de los casos el accidente se puede atribuir a un error humano. Estos sistemas de asistencia al conductor ayudarán notablemente a reducir los errores humanos, tanto en situaciones de riesgo como en momentos monótonos o estresantes, como pueden ser las maniobras de aparcamiento. Los sistemas ADAS más difundidos en estos momentos son:
 
  • Sistemas de Frenado Automático (AEB)

    La eficacia de estos sistemas ha sido comprobada por EuroNCAP tras el estudio de una muestra de accidentes reales, observándose una reducción del 38% de colisiones por alcance (8) en vehículos equipados con AEB, en comparación con otra muestra de vehículos equivalentes que no equipaban AEB. Estos datos corroboran los resultados de estudios previos realizados por IIHS, Folksam, Thatcham, Centro Zaragoza, GDV y otros.

    Asimismo, los ensayos dinámicos muestran que la efectividad de los sistemas AEB no es igual en todos los vehículos, por lo que resultaría muy útil para el sector someter a ensayo los vehículos nuevos, al objeto de clasificar sus sistemas de seguridad según su nivel de eficacia. Los datos de siniestralidad de algunos vehículos que incorporan sistemas AEB interurbanos (operativos hasta velocidades de circulación en carretera) demuestran reducciones en la frecuencia de siniestros con lesiones corporales, fundamentalmente debido a una menor frecuencia de alcances, muy superior a la de aquellos vehículos con sistemas AEB urbanos (operativos hasta velocidades de alrededor de 30 km/h).
     
  • Sistemas de Detección de Peatones

    Se trata de sistemas incorporados mediante actualizaciones de software sobre sistemas de frenado automático (AEB) basados en análisis de imagen con cámaras estéreo. Pueden evitar un gran número de atropellos, que son uno de los accidentes con mayor potencial lesivo y su presencia está aumentando notablemente en todos los países desarrollados, especialmente a medida que el resto de accidentes de carretera se reducen.
     
  • Sistemas de Detección de Ciclistas

    Similares a los anteriores, comparten componentes con el AEB y solo requieren desarrollos de software adicionales. Actualmente ya existen varios vehículos en el mercado que incorporan estos sistemas que, en los ensayos, muestran un comportamiento fiable.
     
  • Sistemas de Aparcamiento Automático

    Muy extendidos ya, también pueden ejercer gran influencia en la reducción de accidentes con daños materiales. En Reino Unido este tipo de colisiones aparcando representan un 23% del total de siniestros y; de ellos, el 71% se producen maniobrando marcha atrás (9). Diversos centros de investigación miembros del RCAR están desarrollando un test de ensayo de estos sistemas para garantizar que todos los fabricantes ofrecen unas prestaciones mínimas y poder clasificar la eficacia de los sistemas existentes en el mercado.
     
  • Sistemas de Mantenimiento de Carril (LDW/LKA)

    Son sistemas cada vez más difundidos que pueden evitar uno de los accidentes más frecuentes en nuestras carreteras. En países como Reino Unido la salida de vía de un vehículo sin intervención de terceros representa un 21% de los accidentes. En España este tipo de accidente es el más frecuente, representando un 40% del total de accidentes en carretera, según datos del Anuario Estadístico de la DGT (10).
 
Hoy en día, la mayoría de los sistemas ADAS más sencillos están basados en cámaras, mono o estéreo, ubicadas en la parte superior de la luna parabrisas. Los sistemas más sofisticados incorporan también costosos radares de largo alcance ubicados en el frontal del vehículo; es decir, en una zona de gran exposición y fácilmente dañable, incluso en colisiones de baja intensidad. Según datos de siniestralidad en nuestro país aproximadamente en un 10% de los siniestros la luna se ve afectada. En estos casos, alrededor de un 40% de las veces se opta por reparar los daños, pero en un 60% se opta por sustituir la luna parabrisas. Así pues, en el presente y mucho más todavía en el inmediato futuro, una operación tan habitual como la sustitución de una luna parabrisas verá notablemente incrementado su coste por la interacción de los sistemas basados en cámaras, ubicados en dicha luna. Centro Zaragoza ha comenzado a estudiar la metodología de reparación y posterior calibración de estos ADAS, con la intención de difundir las buenas prácticas en el sector reparador, así como de colaborar con los fabricantes de vehículos para que se implementen diseños y procesos de reparación eficientes, tanto en seguridad como en costes.
 
f) Vehículos Autónomos
 
Según diferentes análisis socioeconómicos y tecnológicos se prevé que antes de 2020 puedan ya comenzar a aparecer en el mercado los primeros vehículos altamente autónomos de marcas como Mercedes, Tesla, Volvo, BMW y otros, es decir, que en determinados entornos (autopistas) no precisarán de la intervención del conductor.
 
Las ventajas que se esperan de la conducción autónoma son múltiples:
 
  • Menor congestión.
  • Mejor aprovechamiento de las infraestructuras (menor inversión requerida).
  • Mayor productividad (por menor pérdida de tiempo en desplazamientos).
  • Menores emisiones contaminantes.
  • Mayor seguridad y, por lo tanto, menor siniestralidad en las carreteras.
 
Las previsiones, en estos momentos, sobre ventas de vehículos altamente autónomos (11)(12), en los países más avanzados de Europa y en USA, suponen que irán aumentando progresivamente hasta alcanzar casi un 70% de las ventas de vehículos nuevos en torno a 2030. Hacia esa fecha, 2030, ya se habrán iniciado las ventas de vehículos completamente autónomos y en unos 10 años, hacia 2040, éstas representarán la casi totalidad de los vehículos nuevos vendidos. En los siguientes 10 a 15 años, hacia 2050, la práctica totalidad del parque móvil estaría ya formada por vehículos autónomos en muchos países. Recientes acontecimientos ponen de manifiesto la dificultad de implementar estas tecnologías e invitan a la prudencia en los tiempos previstos.
 
Con independencia de los plazos en los que realmente se vayan incorporando de forma significativa estos cambios tecnológicos, Centro Zaragoza, como centro de investigación al servicio del sector asegurador español, estará preparado para prestar a sus compañías, a la administración y a la sociedad, el asesoramiento experto, en tecnología del automóvil, que en cada momento necesiten.
En 1993 se creó el departamento de investigación de accidentes de tráfico. El objetivo era claro: investigar en profundidad las causas que daban origen a los accidentes para ayudar a esclarecer las responsabilidades en los mismos, pero también contribuir a prevenir que se repitieran esas causas, ayudando con ello a disminuir la cifra de muertos y heridos en las carreteras y ciudades españolas. Ese año, conviene recordarlo, habían fallecido en España 6.378 personas en accidentes de tráfico, más de cinco veces la cifra actual. 

El nivel de precisión alcanzado en el estudio en profundidad de los siniestros, gracias a la aplicación de una metodología científica de análisis, pronto posicionó a Centro Zaragoza como referente nacional en la investigación de accidentes de tráfico. Desde esa fecha se ha intervenido en el análisis de más de 2.000 siniestros graves.

 
SUBIR